La nueva facultad de Ciencias Agrarias, licitada por 8,1 millones de euros, apunta a finales de 2023
Tribuna mini Saltar publicidad
Asanz 600x800 file
Cyl dots mini

La nueva facultad de Ciencias Agrarias, licitada por 8,1 millones de euros, apunta a finales de 2023

Aspecto recreado de la nueva facultad de Ciencias Agrarias de la Usal.

La nueva sede, cuya valoración ronda los 9 millones de euros, estará en obras más de dos años y será una de las piezas fundamentales el nuevo campus agroalimentario de la capital.

La futura nueva facultad de Ciencias Agracias de la Universidad de Salamanca está a punto de dar un paso definitivo. El proyecto, que forma parte de un futuro campus especializado en temática agroalimentaria y que se complementará con el nuevo Irnasa, ya está definido y se ha licitado su ejecución por más de 8,1 millones de euros con impuestos. En las próximas fechas se adjudicará la obra y todo apunta a que podría estar listo para finales de 2023.

 

La obra, cuyo proyecto ya fue redactado, se ha licitado a finales de junio y hace una semana terminó el período para presentar ofertas. Las presentadas se conocerán este día 30 de julio, antes de que la Usal entre en el período de inactividad de agosto. A partir de ahí, habrá que esperar a la adjudicación que podría producirse ya en septiembre, y a la formalización del contrato.

 

A partir de ahí, podría iniciarse la obra. Según el proyecto, la ejecución del nuevo edificio llevará 26 meses. Es decir, que podría estar listo a finales del año 2023. El presupuesto final es de 8.181.818,18 euros y contará con aportación por parte de la Junta de Castilla y León dentro del programa de financiación de nuevas infraestructuras de las universidades públicas de la comunidad. Para entonces es posible que esté ya terminada la nueva sede del Irnasa, el otro puntal del futuro campus agroalimentario, una de las grandes apuestas de la ciudad para la expansión de la universidad.

 

Nuevo campus

El objetivo es concentrar en una misma zona geográfica dos nuevas sedes de la faculta de Agrarias, que tiene una gran demanda y necesita más instalaciones, y del Irnasa. Para ello, el consistorio ha cedido dos grandes parcelas en el sector de La Platina, de 10.000 y 17.000 metros cuadrados en este sector que estaba destinado a expansión residencial, pero que ahora están vacíos, y que el consistorio valora en 7 millones de euros.

 

Eso permitirá reunir en un área cercana la formación y docencia y la investigación, permitiendo la transferencia de conocimientos e investiación en un sector clave para la economía salmantina. En la misma zona están próximos el campus Unamuno o dos centros de investigación de primer orden como lo institutos de Neurociencias y Biología.

 

Uno de los nuevos edificios será la nueva Facultad de Ciencias Agrarias y Ambientales, para la que la Universidad de Salamanca buscaba terrenos hace tiempo, desde 2004. El otro edificio que irá en las parcelas de La Platina será la nueva sede del Instituto de Recursos Naturales y Agrobiología (Irnasa) dependiente del CSIC, que costará unos 5,2 millones.

 

En ese nuevo campus se levanta ya una de las nuevas residencias de estudiantes del 'boom' de este tipo de instalaciones que ha experimentado la ciudad al calor.