La Nochevieja Universitaria obliga a la Policía Local a multiplicar por cinco sus efectivos en la calle

Junta de Seguridad Local

La presencia policial en las calles de Salamanca se multiplicará al menos por cinco durante la celebración de la NU, el próximo 15 de diciembre. Un despliegue con más de 300 agentes para evitar en la medida de lo posible incidentes y el 'botellón' que pone en jaque a los bares adscritos. Policía Local, Nacional y 27 dispositivos de control de alcoholemia. 

La Junta Local de Seguridad ha abordado el despliegue policial que será necesario el próximo 15 de diciembre y en la madrugada al 16 con motivo de la celebración de la Nochevieja Universitaria. Además de los efectivos de seguridad privada, Policía Nacional y Guardia Civil, en lo que se refiere a la Policía Local se ha concretado el despliegue de agentes en 150, o lo que viene a ser lo mismo, ese día habrá de guardia cinco veces más agentes que cualquier jornada normal.

 

Salamanca se sumarán 80 agentes del Cuerpo Nacional de Policía y se establecerán 27 dispositivos con agentes de la Guardia Civil que se encargarán de realizar controles de alcoholemia y droga en carreteras de acceso y salida de la ciudad desde primeras horas de la tarde del día 15 de diciembre y hasta última hora de la mañana del día 16.

 

También se contará con la participación de 4 agentes de cuerpos policiales de Portugal, 2 de ellos de la sección de Tránsito de la GNR. 

 

La organización prevé la presencia de 40.000 universitarios en las calles de Salamanca para ese día, aunque no todos podrán estar en la Plaza Mayor para el que se supone es el acto central de la celebración, vivir las campanadas a las 00.00 horas. De hecho el aforo final que se ha aprobado en el ágora salmantina es de 21.700 personas. 

 

Dos son los objetivos principales del despliegue policial de ese día. Por un lado, y como es lógico, evitar incidentes ante la masiva presencia de personas en el centro del Salamanca y, por otro, combatir el 'botellón' que está prohibido pero que se ha convertido en la forma habitual de celebración ese día y ante el que muchos bares adscritos a la organización han elevado la protesta. De hecho el día de la presentación del evento ya se cursó aviso de que la intención es que haya 'mano dura' en forma de multas.

 

 

Noticias relacionadas