La nieve y la lluvia ayudan a apagar el incendio de Candelario

Las autoridades dan por extinguido el incendio que lleva activo desde el pasado miércoles y que ha quemado cerca de 500 hectáreas.

La nieve y la lluvia caídas en las últimas horas han ayudado a sofocar las llamas del incendio de la sierra de Béjar, en el término municipal de Candelario, y las autoridades competentes ya han confirmado que se da por "extinguido". Según fuentes de la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León, el incendio ya se ha sofocado, aunque por el momento no se ha podido perimetrar la superficie afectada al estar cubierta por el manto blanco de la nieve.

 

El incendio comenzó con tres fotos iniciales y diferentes el pasado miércoles, en torno a las 15.00 horas, y en un primer momento intervinieron medios aéreos, al no poder entrar inicialmente operativos por vía terrestre, aunque después sí que pudieron sumarse. El fuego ha quemado cerca de 500 hectáreas.

 

En la zona han permanecido en las últimas jornadas un técnico, tres agentes medioambientales, una cuadrilla con helicóptero de la base de El Maíllo (Salamanca), otra cuadrilla con helicóptero procedente de la provincia de Ávila, dos aviones anfibio, un helicóptero de coordinación, tres cuadrillas de tierra y dos autobombas.

Noticias relacionadas