La Navidad llama a las puertas de Salamanca

La Navidad comenzará el 4 de diciembre en el Palacio de Congresos
El I Salón de Navidad de Salamanca abrirá sus puertas el próximo 4 de diciembre en el Palacio de Congresos, donde sus propuestas culturales, lúdicas y comerciales permanecerán al alcalde de las familias hasta el próximo 6 de enero.  

Así lo han anunciado el alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, el gerente del Palacio de Congresos, Juan Luis Feltrero, el director del Museo Art Nouveau y Art Déco de la Casa Lis, Pedro Pérez Castro, y la directora del Centro Internacional del Libro Infantil y Juvenil de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez en Salamanca, Dolores González.  

El Salón de Navidad transportará a los niños al ‘Mundo de los Cuentos’ a través de una exposición participativa, propiedad de la Fundación Germán Sánchez Ruipére, que podrán ver los asistentes, además de grupos escolares que acudirán en horario de mañana.   

En esta propuesta, la lectura, un audiovisual y relatos orales a cargo de un narrador guiarán a los visitantes más jóvenes a través del mundo mágico de los cuentos clásicos, populares y actuales, ha explicado Dolores González.  

Además, los pequeños podrán ganar fantásticos premios compitiendo con otros niños y adultos en la recreación de un circuito de ‘Fórmula 1’ de más de 80 metros dotado con vídeo proyección.  

A todo ello se sumarán la animación de Papá Noel y los Reyes Magos, y un belén de más de 60 metros con  figuras creadas por Jesús Mayo. También se recogerán juguetes que los visitantes pueden donar solidariamente y que serán entregados a la organización benéfica Cáritas, ha explicado Juan Luis Feltrero.  

Además, el Salón de Navidad contará con el servicio de restauración del Palacio de Congresos y diversos espacios comerciales en los que podrá adquirirse a precios “asequibles” alimentación navideña, juguetes, regalos y productos culturales del Museo Art Nouveau y Art Déco Casa Lis y otros centros como el Museo Thyssen.  

Pedro Pérez Castro ha apuntado que se trata de la primera vez en España que se juntan en un mismo espacio las tiendas de museos para ofrecer al espectador la posibilidad de comprar “un regalo barato, útil y singular”.