La mujer que quemó su casa en Conde Cabarrús: "Escuchaba voces que me decían que prendiera fuego para borrar los problemas"
Cyl dots mini

La mujer que quemó su casa en Conde Cabarrús: "Escuchaba voces que me decían que prendiera fuego para borrar los problemas"

La acusada en la Audiencia Provincial de Salamanca (Foto: T. Navarro)

La Fiscalía ha mantenido su petición de un máximo de 15 años de internamiento. La acusada ha pedido perdón porque estaba "borracha y medicada". 

Una mujer de 44 años, M.B., de nacionalidad marroquí ha hecho el paseíllo por la Audiencia Provincial de Salamanaca, este viernes 21 de febrero de 2020, acusada de un delito de incendio poniendo en grave peligro la vida del resto de los vecinos del bloque. Pasadas, las 9.00 horas y escoltada por la Policía Nacional llegaba esposada desde la cárcel de Brieva (Ávila) donde se encuentra detenida y en tratamiento psiquiátrico.

 

Según datos, los hechos tuvieron lugar el pasado 12 de marzo 2018 en un edificio de la calle Conde Cabarrús. La acusada, con problemas mentales diagnosticados, reconoció al momento que lo había hecho porque había decidido "quemar su vida anterior". El Fiscal ha añadido que esa noche, la mujer había consumido alcohol, tras lo que prendió fuego a su cama y dejó que se propagara, huyendo de la vivienda y "para dejar atrás los malos recuerdos".

 

Durante su declaración, M. B. se ha disculpado con los dueños que le habían alquilado la vivienda: "Pido perdón, no lo hice adrede, estoy muy arrepentida", ha asegurado. No ha tenido problema para reconocer los hechos ante el juez: "Lo hice, aunque ahora estoy mejor, estoy en tratamiento psiquiátrico. Estaba borracha y con medicación. Escuché voces en mi cabeza diciendo que prendiera fuego para quemar mis problemas, lo encendí con un mechero. A veces veo gente y escucho voces", ha lamentado.

 

La mujer en el banquillo de los acusados (Foto: T. Navarro) 

 

Por su parte, los forenses han declarado que la mujer, "tenía limitadas sus capacidades cognitivas y volitivas". No obstante, aseguran que lo mejor es que "siga ingresada durante un largo periodo de tiempo. Tiene esquizofrenia con trastorno de personalidad por lo que necesita un tratamiento que requiere internamiento y seguimiento continuado". Han añadido, que el internamiento debe ser superior a tres años y luego tener un control. 

 

Finalmente, la Fiscalía la considera autora de un delito de incendio con grave peligro para la vida de las personas. Teniendo en cuenta su estado mental, pide la libre absolución y un máximo de quince años de internamiento "para evitar que esto se vuelva a repetir y para que la mujer pueda estar controlada".