La mujer apuñalada en Los Ovalle dejará la UCI en las próximas horas

El consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado (Foto: T. Navarro)

La agresión por parte de su expareja, un hombre de 50 años, tuvo lugar en plena calle de Salamanca, concretamente en la plaza Poeta Claudio Rodríguez, próxima a la calle Los Ovalle en el barrio Garrido (Salamanca). 

La mujer de 46 años que fue el jueves apuñalada por su expareja en Salamanca se encuentra "en situación estable con alguna mejoría" y la previsión de los especialistas sanitarios es que salga de la Unidad de Cuidados Intensivos en las próximas horas.

 

Según ha informado el consejero de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Antonio María Sáez Aguado, la previsión es que "si no hay incidencias" pase a planta de hospitalización del Complejo Asistencial de Salamanca, a donde fue trasladada después de sufrir una incisión en el abdomen con un cuchillo.

 

La agresión por parte de su expareja, un hombre de 50 años, tuvo lugar en plena calle de Salamanca, concretamente en la plaza Poeta Claudio Rodríguez, próxima a la calle Los Ovalle en el barrio Garrido.

 

Según manifestaron testigos presenciales a los responsables policiales del caso, el hombre y la mujer estaban sentados en un banco y comenzaron una discusión. Entonces él se levantó mostró un cuchillo y se lo clavó a su expareja en el abdomen.

 

A continuación, algunos de los testigos, que se encontraban en la zona, pudieron retener al presunto agresor y otros llamar al servicio de emergencias 112 para informar de lo que estaba ocurriendo.

 

Tras la llamada, el 112 de Castilla y León avisó a la Policía Local y Policía Nacional, cuyos agentes detuvieron en el lugar de los hechos al hombre, que se autolesionó también después de lo ocurrido, además de a efectivos sanitarios, quienes atendieron a la víctima y la trasladaron en una UVI móvil hasta el Complejo Asistencial de Salamanca.

 

El hombre estaba cumpliendo pena de prisión, por hechos que nada tienen que ver con violencia de género, y se encontraba actualmente en la calle después de disfrutar de un permiso, que ya había terminado y tras el cual no había vuelto al centro penitenciario.

 

Según fuentes policiales, no había orden alguna de alejamiento ni denuncia por malos tratos por parte de la mujer, después de una relación que ya había terminado previamente a lo ocurrido.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: