La mujer a la que su marido amenazó con "partir el cuello como a una gallina" se acoge a su derecho a no declarar

Villoria

Tras las declaraciones en los juzgados de la capital charra, el caso ha quedado visto para sentencia ya que ni acusado ni víctima han querido declarar.

Un varón de iniciales J. E. A. V. que se encuentra en prisión ha sido juzgado en la mañana de este miércoles 6 de febrero, por delitos de quebrantamiento, maltrato, amenazas graves, ejercidas presuntamente contra su expareja en la vivienda familiar que compartían, y a la que no podía aproximarse a menos de 500 metros por una condena anterior. 

 

Los hechos según recoge el escrito de calificación del Ministerio Fiscal, tuvieron lugar a finales de septiembre de 208, cuando el acusado entró en la vivienda familiar, situada en la localidad de Villoria, y trató de darle un beso a su expareja. Como ella no se lo dio, él se puso agresivo y le espetó: "Mantenida, puta de mierda, ojalá te mueras. Mujeres como tú merecen la muerte. Demasiadas pocas mueren". También le dijo: "Te voy a partir el cuello como a una gallina". Luego, la golpeó y cogió un cuchillo de la cocina que le puso en el cuello, diciéndole que la iba a matar, hasta acabar arrojándolo contra la pared, hechos por los que permanece preso.

 

Además de atemorizada, la golpeó sin llegar a causarle lesiones. El hombre siguió acudiendo al domicilio a diario, hasta que fue finalmente detenido e ingresó en prisión provisional por estos hechos.

 

El varón se enfrentaba a una condena de un año de prisión y, de ser hallado culpable, no podrá acercarse a 500 metros de la víctima ni de la vivienda en la que reside por un periodo de tiempo de cinco años. 

 

Tras las declaraciones, el caso ha quedado visto para sentencia ya que ni acusado ni víctima han querido declarar. A la vista de ello la fiscal ha modificado su calificación y pide una pena alternativa de seis meses de prisión por un delito de quebrantamiento de condena.

Noticias relacionadas