La muerte de Martínez Bolos, el accidente mortal de una niña en Matilla y la violación de un padre a su hija: un 2018 trágico

Fotos: Tribuna de Salamanca

El trágico final de José Antonio Martínez Bolos, la muerte de una niña en la carretera de Matilla de los Caños y la violación de un padre a su hija de 17 años marcan el años 2018 en Salamanca. 

2018 ha sido uno de los años más tristes para la ciudad de Salamanca en lo que a sucesos se refiere. En la retina tenemos todavía a José Antonio Martínez Bolos, el charro del barrio de Garrido que desapareció el pasado 14 de noviembre mientras esperaba a su mujer a las puertas de una tienda de la calle Azafranal. El hombre padecía Alzheimer y a pesar de que la comunicación de su desaparición se hizo escasas horas después el desenlace no ha sido feliz. 

 

Un mes de intensas búsquedas por parte de Policía Nacional y Local, Bomberos, Protección Civil y las más de ocho batidas por parte de la ciudadanía no han sido suficientes para poder encontrarle con vida. El pasado 21 de diciembre hallaban su cuerpo sin vida. Un trabajador de las graveras del municipio de Pelabravo fue el que se encontró con el cuerpo y dio aviso a los cuerpos de Seguridad del Estado, quienes posteriormente sacaron el cadáver de la fosa. A su entierro, multitudinario, no quiso faltar nadie, sin duda era un hombre muy querido

 

Otro desaparecido del que todavía no se ha encontrado ninguna pista es Gabriel Mancilla. Desapareció el pasado lunes 12 de marzo. Policía Nacional, Local, Protección Civil y Bomberos trabajaron sin descanso desde que la familia interpuso la denuncia, para hallar alguna pista que pueda dar con su paradero. Su primo, Miguel Ángel Mancilla contó a tribunasalamanca.com que tras ver los mensajes del teléfono móvil del desaparecido "pudimos comprobar que había tenido una muy fuerte discusión con su novia, que ni si quiera sabíamos que tenía", y destacó que "no era un chaval acostumbrado a desaparecer sin dar ninguna señal, lo que nos tiene más preocupados aún". Por ahora no se sabe nada de su paradero.  

 

MATILLA DE LOS CAÑOS

No podemos olvidar todavía el triste accidente en el que falleció una pequeña en la carretera de Matilla de los Caños, en el cruce que va al recinto ferial. Fue el pasado 26 de octubre, la pequeña quedó atrapada e inconsciente en el interior el vehículo en el que viajaba al colegio junto a su madre, quien conducíaEn el lugar, el personal de Sacyl intentó reanimar a la niña, que finalmente falleció. Sus compañeros, del Colegio Francisco de Vitoria, le organizaron una triste y emotiva despedida a la que acudieron los familiares. 

 

Otro brutal accidente en la rotonda de Tejares dejaba un fallecido tras una brutal colisión del camión-grúa que conducía contra otro camión en la zona de acceso a la rotonda de Tejares, en sentido Salamanca, concretamente el km. 340 de la A-66. Fruto del choque, la grúa -marca MAN, modelo TGL 180- se ha metió debajo del camión en su parte posterior (semirremolque marca Lecitrailer basculante que era arrastrado por la cabeza tractora marca Renault modelo Premiun).

 

ESTEBAN VACAS

Y de quien no podíamos olvidarnos es de Esteban Vacas, Agentes de la Policía Nacional detenían el pasado 27 de septiembre en Salamanca a uno de los fugitivos más buscados de Europa. El arrestado llevaba huido de la justicia más de doce años, y su captura era prioritaria para las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad al estar condenado a 16 años de prisión por agresión sexual y violación de la hija de su pareja sentimental. Fue localizado en un inmueble de Salamanca donde permanecía oculto en un habitáculo que había preparado en la cocina. En noviembre del 2016, su imagen fue difundida a través del Twitter de la Policía Nacional con resultados positivos para los investigadores gracias a la colaboración ciudadana.

 

JUICIOS 

En lo que se refiere a otros asuntos, cabe destacar, que el El médico acusado de masturbarse ante una paciente en su consulta en el Centro de Salud de Guijuelo (Salamanca) fue condenado a dos años de prisión y otros dos de inhabilitación para el ejercicio de la profesión, así como indemnizar con mil euros a la víctima. Así lo recogía en la sentencia del Juzgado de lo Penal número dos de Salamanca, que condena al facultativo J.E.M. por un delito de abuso sexual con la agravante de abuso de confianza, aunque la prisión podría serle suspendida al no exceder la pena los dos años y no tener antecedentes penales.

 

La Audiencia Provincial de Salamanca juzgó el pasado 30 de octubre a un hombre de nacionalidad boliviana, cuyas iniciales son J. C. A. V., acusado de violar a su hija de 17 años cuando la madre y el resto de hermanas se ausentaron del domicilio. Tras su comparecencia ante el juez ingresó en prisión provisonal donde hoy permanece. La víctima que residía con su familia en la calle Santa María la Blanca, interpuso una denuncia de la mano de una familiar a la que, una vez ocurridos los hechos, telefoneó para contarle lo ocurrido. Al parecer, el padre entró en la habitación mientras se estaba vistiendo y la violó, a pesar de la resistencia que la joven opuso. 

 

Por su parte, un vecino de Espino de la Orbada, fue acusado de abusar sexualmente en múltiples ocasiones de su sobrina desde que tenía siete años y de masturbarse delante de ésta y de sus amigas, A.G.M., será juzgado la mañana del lunes 12 de noviembre por el tribunal de la Audiencia Provincial de Salamanca. Cuando la niña tenía siete años de edad, el acusado la llevó hasta el garaje del inmueble. Una vez allí, se bajó la cremallera del pantalón y le dijo a la menor que le masturbara. Ante sus palabras, la niña no reaccionó, de manera que el acusado cogió la mano de ésta y la llevó hasta su pene, frotando acto seguido la mano de la pequeña sobre su miembro hasta que acabó eyaculando. 

 

Finalmente, el pasado 3 de diciembre, una joven salmatina apodada como 'La Rubia', acusada de pegar varias puñaladas a tres jóvenes durnte las fiestas de Calzada de Valdunciel en mayo de 2016, hacía su paseíllo por la Audiencia Provincial y aseguraba no acordarse de nada porque, ha explicado, "había tomado alcohol y cocaína". Ahora se enfrenta a una pena de 24 años de prisión que reclama la Fiscalía por tres delitos de homicidio en grado de tentativa, otros seis de cárcel más por un delito de resistencia. 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: