La moción de censura de Castilla y León: madrugadora, maratoniana y sin límite de hora
Cyl dots mini

La moción de censura de Castilla y León: madrugadora, maratoniana y sin límite de hora

Fernández Mañueco e Igea, en la votación de Cortes. Foto: Ical

El debate empezará a las 9.00 de la mañana, el Gobierno y el proponente no tendrán límite de tiempo y la moción se prolongará durante el día entero con toda probabilidad.

La mesa de las Cortes de Castilla y León decide este jueves los términos del debate de la primera moción de censura a un presidente de la Comunidad, prevista para este lunes, y con la que el socialista Luis Tudanca intenta desbancar a Alfonso Fernández Mañueco y al gobierno de PP y Cs. Por ahora, se conoce la fecha y empiezan a saberse algunos detalles que apuntan a una jornada maratoniana.

 

La fecha: 22 de marzo de 2021

Parece seguro que la moción se debatirá el próximo 22 de marzo. La fecha definitiva del pleno en el que se debatirá la moción no se fijará hasta este jueves, 18 de marzo, cuando vuelvan a reunirse la Mesa de las Cortes, pero es la fecha más probable: deben pasar 48 horas desde que se fije el día y la celebración del pleno. Además, el martes 23 está prevista una visita de su majestad el rey Felipe a la Comunidad. 

 

La hora: 9.00 de la mañana

El debate arrancaría temprano, tanto como las 9.00 de la mañana. Tiene que dar tiempo a todas las intervenciones previstas que ocuparán casi seguro todo el día.

 

El tiempo: ilimitado

Probablemente, la sesión se prolongará durante todo el día y habrá que ver si no tiene que ocupar dos jornadas. El motivo, que el Gobierno y el proponente pueden disponer de tiempo ilimitado en sus intervenciones para defender (y defenderse) la moción. 

 

Los turnos

La reunión de este jueves de la mesa de las Cortes tiene que definir la ordenación del debate de la sesión plenaria. Hay que fijar el orden de las intervenciones, aunque algunas cosas parecen claras. Los portavoces de los grupos tendrán intervención (dos turnos) con tiempo fijado (media hora) y el Gobierno y el proponente no tendrán tiempo máximo. Hay que ver si empiezan antes los grupos.

 

Las cuentas

El PSOE venció en las elecciones a las Cortes de Castilla y León, con 35 procuradores, frente a los 29 del PP, doce de Ciudadanos, dos de Podemos y uno, respectivamente, de UPL, Vox y Por Ávila. PP y Cs pactaron gobernar juntos y apartaron a los socialistas del gobierno de la Junta.

 

Ahora el PSOE necesita 41 votos a favor de su moción, la mitad más uno de los 81: cuenta con los suyos y los de Podemos y, presumiblemente, UPL. Con el procurador de Por Ávila no hay acuerdo. Y Vox es difícil que vote a favor. La claves es lo que hagan 'los 12 de Ciudadanos'. La votación será por llamamiento, presencial entonces, habrá que ver si el procurador José Ignacio Delgado, convaleciente de Covid, puede participar. 

 

Hipotéticamente, el PSOE cuenta con 38 'seguros' (los suyos, los dos de Podemos y el de UPL), pero como no se sabe qué harán Vox (presumiblemente, en contra) y Por Ávila, necesita que tres procuradores de Cs rompan la disciplina de voto. Podrían ser menos si suma a la formación abulense.

Noticias relacionadas