La moción de censura de Castilla y León fracasa y alumbra la búsqueda de una 'nueva' mayoría de Gobierno
Cyl dots mini

La moción de censura de Castilla y León fracasa y alumbra la búsqueda de una 'nueva' mayoría de Gobierno

El PSOE no logra los apoyos que necesitaba tras abstenerse UPL y Por Ávila. El pacto PP/Cs pasa la reválida pero ha perdido la mayoría de facto y tendrá que buscar el 'voto 41' que hoy ha dado Vox.

La moción de censura del PSOE para desbancar al Gobierno de Alfonso Fernández Mañueco ha fracasado. Era lo previsible porque no tenía apoyos. La propuesta para convertir a Luis Tudanca en nuevo presidente de la Junta de Castilla y León no ha obtenido los votos necesarios, los 41 que necesitaba, y se pone fin así a cerca de dos semanas de convulsión política, que ahora da paso a la búsqueda de una 'nueva' mayoría para el Gobierno regional. De hecho, PP y Cs ya no tienen la mayoría de la que disfrutaban antes de que se pusiera en marcha este proceso y ahora tendrá que buscar el 'voto 41' necesario para cosas más importantes que sortear este trance. Así lo ha contado TRIBUNA en directo.

 

El resultado final, 37 a favor de la propuesta de Luis Tudanca, en contra 41 votos y tres abstenciones, con lo que ha moción ha quedado rechazada y el Gobierno de Fernández Mañueco y Francisco Igea ha salvado la cuestión. En contra, los 29 procuradores del PP, los 11 que le quedan a Cs y la única procuradora de Vox. Las abstenciones, de la disidente de Cs, UPL y Por Ávila. A favor, sólo PSOE y Podemos.

 

La jornada ha empezado con la sospecha de que el PSOE carecía de los apoyos necesarios y, de hecho, cuando los procuradores entraron en el hemiciclo de Cortes ya no le salían las cuentas. Quizás por ello Fernández Mañueco ha asegurao que nacía "podrida". A medida que ha avanzado la mañana ha quedado claro que no los iba a tener. Fue definitiva la hora de la interrupción, a la que Tudanca llegó con el único apoyo de Unidas Podemos, mientras UPL y Por Ávila, que tenían en su mano buena parte del futuro de la moción, manifestaban su intención de abstenerse y no dar su voto a nadie, tampoco a la candidatura socialista.

 

A primera hora de la tarde, con las aguas ya calmadas, el portavoz de Cs le pasaba factura a Tudanca por las presiones de las últimas semanas y ya quedaba claro lo que por la mañana había anunciado Francisco Igea, primer encargado de responderle: que no iba a abrir más brechas en el grupo parlamentario 'naranja' y que ninguno más se sumaría al 'sí' para convertirle en presidente.

 

Una nueva mayoría

A partir de ahí, la misma votación que le ha dado alivio ha dejado en evidencia aritmética que el Gobierno regional necesita técnicamente de una nueva mayoría, toda vez que las cuentas para tenerla han quedado trastocadas. La salida de la procuradora salmantina María Montero de las filas de Cs obliga al Ejecutivo a contar con algún voto extra para sacar adelante desde los presupuestos a las principales medidas: antes tenía seguros los 41 necesarios, y ahora no de facto.

 

El Gobierno puede buscar, por ejemplo, en la propia procuradora disidente, a la que Igea despidió con amabilidad, y que con su abstención ha abierto la puerta. También pueden jugar ese papel los procuradores de Por Ávila y UPL, que han preferido no posicionarse en la moción ni a favor ni en contra. Y por último, está la opción de Vox, alejada ahora (puede que por la proximidad de procesos electorales importantes), pero que ha votado contra la moción de censura. Todos ellos pueden aprovechar su situación.

 

Lo que sí ha fraguado es la unión entre PP y Ciudadanos. La moción ha puesto a prueba la solidez de la unión para gobernar Castilla y León entre estos dos partidos, y ha pasado la prueba con solvencia. En plena crisis del proyecto 'naranja', en su peor momento como partido, sus procuradores en Castilla y León y su 'alma' en el Gobierno han dado muestra de una total cohesión en el momento preciso. Tiene aquí Fernández Mañueco un socio fiable y asegurado, al menos, hasta que acabe la legislatura. En cuanto al proponente, Luis Tudanca asegura que se va a quedar en la Comunidad para defender su alternativa.

Comentarios

Jan A. 23/03/2021 12:05 #18
Tudanca se ha pasado la semana hablando de corrupción pero no ha puesto ningún caso sobre la mesa. Hechos son amores y no buenas razones.
no existe libertad de expresion 23/03/2021 12:03 #17
ala tudanca vete a la molinera y haces una mocion de censura con el oscar, sarabia haber su tienes narices de echarles del hotel
X 23/03/2021 11:42 #16
Mediocridad de políticos y sus palmeros, es lo que abunda.
Victor Saky 23/03/2021 11:35 #15
Señor Mañueco, no nos venda la piel del oso, lo que debe hacer ahora es convocar elecciones y cómo dicen los cursis ahora, dar un paso atrás
Adrián 23/03/2021 11:33 #14
Es lo unico que ha conseguido la moción de censura. La foto de Igea siendo palmero de Mañueco, que lo dice todo. Y también es una condena para Cs para desaparecer. Los que votaron en su día a Cs no quería ser un partido palmero del Pp.
Depende 23/03/2021 10:16 #12
El gallinero revuelto como siempre y las gallinas jodidas por todos estos impresentables. Viva el espectáculo.
Látigo 23/03/2021 09:58 #11
Ansia desmedida de poder el de Sánchez y su lacayo Tudanca. Poder por el poder. A toda costa. Como sea. Con demagogia y con mentiras. A costa de los ciudadanos, de la economía, del país. Ansia. Y en su propio ansia se ahogarán.
ALTERNANCIA YA!! 23/03/2021 09:44 #10
34 años con los mismos, el único caso de toda España. A mí me da vergüenza.
,, 23/03/2021 09:38 #9
Tudanca yo pese lo los socialistas no rezaban
fácil y sencillo 23/03/2021 08:40 #8
Tudanca ¿al final que votaron Bildu y la CUP?

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: