La moción de censura de Castilla y León echa a andar tras otro lunes de convulsión política
Cyl dots mini

La moción de censura de Castilla y León echa a andar tras otro lunes de convulsión política

La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas.

Las Cortes califican este martes la moción de censura mientras Ciudadanos intenta resolver su crisis interna y crece la tensión entre el partido 'naranja', el PP y el PSOE.

Este martes la moción de censura del PSOE al presidente de Castilla y León empieza su andadura en medio de dudas sobre si prosperará o no, pero en un clima de gran confusión, acusaciones cruzadas entre los partidos implicados y una nueva convulsión política de calado nacional. Una situación que augura más días y semanas de tensión política entorno a este episodio.

 

El primer paso se da este martes. El presidente del Parlamento de Castilla y León, Luis Fuentes, de Ciudadanos, ha convocado a los miembros de la Mesa de las Cortes para reunirse a las 09.30 horas para analizar el escrito de la moción de censura que registró ayer el Grupo Parlamentario Socialista. Es un paso obligatorio y el objetivo es comprobar si cumple con los requisitos mínimos: que haya sido propuesta por, al menos, el 15% de los procuradores, con escrito motivado dirigido al órgano y que incluya un candidato a la Presidencia de la Junta, en este caso Luis Tudanca.

 

En caso de cumplir los requisitos, y todo indica que así será porque se basta con la firma de los procuradores socialistas, se admitiría a trámite para dar "cuenta inmediata" de su presentación al presidente de la Junta, el 'popular' Alfonso Fernández Mañueco, y a los portavoces de los grupos parlamentarios.

 

A partir de ahí, la primera moción de censura a un presidente de la historia de Castilla y León echa a andar en medio del mismo ambiente turbio y enrarecido que ha presidido las últimas semanas en la política nacional. Si el día de su anuncio oficial fue el mismo en el que se conoció la de la región de Murcia o la convocatoria de elecciones en la Comunidad de Madrid, el acto de este martes viene precedido por otro 'lunes loco' en política.

 

Ciudadanos en crisis

El protagonismo se ha repartido en horas, y la primera ha sido para Ciudadanos. El partido 'naranja' se sometía a una ejecutiva de urgencia que obligó a Inés Arrimadas a posponer su anunciada visita a Castilla y León para refrendar el acuerdo de gobierno entre Cs y PP y el tándem de presidencia con Fernández Mañueco y vicepresidencia con Igea. Con todo, la presidenta del partido ha cerrado su día garantizando el pacto de Gobierno y dando cierta confianza.

 

La ejecutiva de Cs ha terminado con la degradación de dos de los arquitectos de la estrategia de mociones de Cs, relegados a un segundo nivel de la ejecutiva. Insuficiente para los críticos, como Toni Cantó, que ha dimitido. La crisis interna es total y veremos cómo afecta a procuradores, grupo parlamentario y cargos en Castilla y León.

 

Además, el ambiente entre Cs y PP ha empezado a enrarecerse en Castilla y León. La coordinadora autonómica de Ciudadanos, Gemma Villarroel, acusaba al PP de ser responsable de “uno de los escándalos políticos más infames de los últimos tiempos, un acto de corrupción política y ética perpetrado en vivo y en directo” y “cuyo objetivo es nuestra organización y con ello nuestra presidenta, Inés Arrimadas”. Anunciaba además blindaje de sus cargos institucionales. Una línea diferente a la que los cargos institucionales de Cs en Castilla y León han seguido en los últimos días, de confianza y pleno acuerdo en el  PP. De hecho, este lunes el propio Igea pedía centrarse en tareas de Gobierno.

 

Desde las filas 'populares', el secretario autonómico del PP de Castilla y León, Francisco Vázquez, ha asegurado que su formación no tiene encima de la mesa ninguna maniobra para atraer directivos de Ciudadanos“No estamos haciendo nada para que ningún miembro de otro partido venga al PP de Castilla y León”, sentenciaba. Y el secretario general del PSOECyL, Luis Tudanca, le respondía que no ha escuchado a ningún representante de los populares de esta Comunidad hacer “ni un sólo reproche” sobre la compra de diputadas y diputados en la Región de Murcia porque “son iguales” y porque “también lo harían, si no lo han hecho ya”.

 

Para que no falte de nada, se ha añadido un nuevo elemento a la situación de tensión política. El vicepresidente segundo del gobierno y líder de Podemos, Pablo Iglesias, anunciaba este lunes que será el candidato a las elecciones de la Comunidad de Madrid del 4 de mayo. Para ello, deja el Ejecutivo de Pedro Sánchez, 'nombra' relevos y augura una batalla antológica con Isabel Díaz Ayuso, que se apunta el 'tanto' de sacarlo del Gobierno.