La mitad de los pensionistas de Salamanca vive con una paga que no llega al sueldo mínimo

Más de 30.000 pensiones son mínimas y sólo 18.000 superan los mil euros al mes. La paga más habitual oscila entre 600 y 655 euros al mes.

Vivir con 700 euros al mes. Este es el día a día de miles de pensionistas en Salamanca, donde las pensiones bajas son una constante: por algo la provincia tiene, pese a la mejora de los últimos años, unas de las pagas más bajas de todo el país para sus jubilados y pensionistas. En Castilla y León sólo Zamora y Ávila están peor, y las de Salamanca están en el grupo de las más bajas con varias provincias de Andalucía y Extremadura.

 

Según los últimos datos del Instituto de la Seguridad Social, al término de 2016 eran 79.428 las pensiones de todo tipo vigentes en Salamanca; la cuantía media es de 838,14 euros al mes. La cuantía media ha aumentado cien euros en los últimos cinco años, con lo que las pensiones salmantinas han salido de una situación mucho peor. Sin embargo, los datos siguen sin ser para echar las campanas al vuelo.

 

Una respuesta parlamentaria a pregunta del diputado socialista David Serrada pone de manifiesto la crudeza de las cifras de las pensiones. Según el Gobierno, 18.179 pensionistas tienen una nómina de más de mil euros al mes en Salamanca. Son 61.000 de las casi 80.000 pensiones vigentes que se están pagando.

 

Con 79.428 pensiones reconocidas, eso supone que uno de cada cuatro titulares de pensiones de todos los tipos no llegan a mileuristas; de hecho, la inmensa mayoría de las pensiones de viudedad, orfandad o favor familiar están muy por debajo de esa cifra: la media para cada una es de 616, 407 y 479 euros, respectivamente. Las de jubilación suben a 940 y las de incapacidad, a 871 euros de media.

 

Analizando los datos del INSS, por tramos de cuantía más de la mitad de los pensionistas salmantinos vive con una pensión por debajo del SMI. El salario mínimo en 2016 fue de 655,20 euros/mes y casi 42.000 titulares de pensiones están por debajo de esa cifra. Ni siquiera con el aumento del SMI a 705 euros este año mejora el dato: casi 44.000 no llegan a ese nivel.

 

En la misma línea, para la inmensa mayoría la pensión está por debajo del sueldo medio. Si los salmantinos cobran de media unos 1.275 euros/mes, casi 68.000 pensionistas de los 80.000 que tienen su pensión reconocida y vigente no llegan a ese nivel. Sólo 4.000 privilegiados perciben una pensión por encima de los 2.000 euros/mes y sólo 280 cobran por encima de los 2.500 euros.