La mitad de las plazas del Alvia Madrid-Salamanca van vacías y echan atrás las nuevas frecuencias
Cyl dots mini

La mitad de las plazas del Alvia Madrid-Salamanca van vacías y echan atrás las nuevas frecuencias

(Foto: C. A. H.)

Renfe considera satisfactoria la oferta actual de frecuencias porque sólo se ocupan el 45,7% de las más de 760.000 plazas que se venden. La entrada en vigor de los abonos mejorará su precio para usuarios habituales.

Renfe dispondrá en breve de mejores precios para el Alvia Salamanca-Madrid, pero será difícil que se produzca el incremento de frecuencias. Esta es la conclusión a la que se puede llegar tras una respuesta parlamentaria del Gobierno y las últimas noticias conocidas sobre esta conexión, fundamental para las comunicaciones desde la capital.

 

La petición de más frecuencias diarias había sido una constante casi desde el inicio del servicio, y ha continuado pese a que se actualizaron posteriormente. Sin embargo, los datos dicen que la demanda de asientos en el tren rápido no cubre ni la mitad de la oferta: más de la mitad de las plazas van vacías al cabo del año.

 

"En cuanto a los servicios ALVIA Madrid-Salamanca, con un aprovechamiento del 45,7%, se indica que durante el año 2017 se ofertaron 763 mil plazas y se registraron 376,8 mil viajeros, por lo que la oferta actual satisface la demanda existente", asegura el Gobierno en una respuesta. Esos 376.800 viajeros son un 8,1% más que en su primer año completo, 2016, cuando totalizó 348.500 viajeros; este año 2018 empezó con un gran crecimiento de viajeros. 

 

Con estas cifras, no parece justificable que Renfe invierta en poner más plazas de las ya disponibles en la oferta habitual, al margen del refuerzo que se hace en determinadas épocas del año. De hecho, la propia empresa está obligada a tratar esta conexión en términos de obtener rentabilidad, aplicando una "estrategia comercial hacia la sostenibilidad económica en la prestación de unos servicios que no pueden recibir subvenciones", justifica el Gobierno.

 

Para lo quienes sí hay buenas noticias es para los usuarios más habituales de esta conexión. La firma el viernes pasado del contrato-programa entre Renfe y el Estado permite a la operadora poner en marcha las tarifas para usuarios recurrentes como el bono multiviaje de la conexión Madrid-Salamanca, lo que da vía libre para comercializar estos abonos. Como ha confirmado el Gobierno, la implantación de los abonos se pondría en marcha una vez que se firme el nuevo contrato entre la Administración General del Estado y Renfe, para la prestación de servicios declarados Obligación de Servicio Público (OSP), cosa que ya se hizo el viernes pasado.

 

Este documento regula la relación entre Renfe y el Estado para prestar determinados servicios ferroviarios, los denominados de obligación de servicio público. Pero también permite a Renfe poner en marcha los nuevos servicios ferroviarios públicos de Cercanías y Regionales que tiene previstos, como el AVE Madrid-Cuenca para el caso de los descuentos para los denominados viajeros recurrentes, los que realizan diez veces un mismo trayecto en quince días, que podrán contar con bono multiviaje a menor precio, lo mismo que la conexión Madrid-Salamanca.

 

En el caso de Salamanca, la rebaja de tarifas afectará sólo a los usuarios de un abono especial: sólo los viajeros que lo tengan disfrutarán de la bajada de precios. Son los denominados viajeros recurrentes, los usuarios que se desplazan en tren con frecuencia. La recurrencia mínima que deben tener estos títulos es de 10 viajes en un plazo máximo de 45 días, según explica el Gobierno en una respuesta parlamentaria.

Noticias relacionadas