¡La mina de uranio... Una pena!

Humor de Álvaro