La mesa de ovino repite actuación con una diferencia de 0,65 euros

Peticiones extremas. La parte productora abogó por una repetición de los lechazos, mientras que los compradores aludieron a otras lonjas para justificar un descenso desorbitado que al final no se produjo
Chema Díez

La Lonja Provincial cambió de forma obligada la sesión de los lunes por ayer martes, pero eso no aplacó los nervios y las ganas de polémica de los miembros de la mesa de ovino, que siguieron en sus trece a la hora de cotizar los lechazos, con una diferencia de 0,65 euros. Así, los ganaderos abogaron por una repetición, mientras que los compradores se dispararon con peticiones de 0,65 y 0,70 euros de bajada para los lechazos, poniendo en jaque al presidente de la mesa que tuvo que decidir según su criterio.

Este hecho recuerda al del lunes pasado cuando las peticiones fueron iguales a las de la jornada de ayer, justificando su reclamación por lo que han hecho “otras lonjas o las cooperativas”, pero lo que no apuntaron es que “antes de esa gran bajada, la subida había sido de 0,50 euros”, argumentaron los ganaderos. Ratificada la falta de acuerdo, el presidente de la mesa, José Martín Méndez, decidió cortar por lo sano y reconoció que la “situación está menos alegre” y optó por un descenso de 0,25 euros para las tres clases y 0,10 para todas las categorías de corderos.

Incorporar una nueva categoría
Por su parte, un suplente de la mesa de ovino, Celestino Martín, propuso la semana pasada la incorporación de una nueva categoría a cotizar en la mesa, como son los lechazos de la Indicación Geográfica Protegida (IGP). Para ello, se realizó un escrito firmado por todos los miembros de la mesa, que pasó a la Comisión Gestora, que será la que decida, en último término, si se concede tal petición o no a la mesa de ovino.

Por otro lado, la mesa de cereales sorprendió a todos por la rapidez con la que se cotizó, pese a las diferencias entre productores y compradores a la hora de fijar el precio, aunque ambas partes coincidieron en una mayor estabilidad, unos al alza y otros a la baja. Así, se produjo una repetición general de los precios en la mesa, salvo en el maíz, que cotizó tres euros a la baja, el garbanzo de Pedrosillo (+15) y la paja, con una subida de 3 euros.

Por su parte, la mesa de ibérico no registró excesivos movimientos, y en el blanco sólo aumentó un euro el precio de los lechones, y en el ibérico cotizaron a la baja los lechones y los marranos (-0,03 euros), y los primales (-0,04 euros).

Por último, la mesa de despiece del ibérico disminuyó el valor del magro extra (-0,02), el lomo de cebo (-0,05) y las costillas peladas (-0,10) y aumentó el secreto (+0,05) y la presa (+0,10), repitiendo el resto de categorías.

Un mercado a la baja
Por último, destacar que el Mercado de Ganado se mostró más flojo de lo habitual al trasladarse el mercado al martes, con una asistencia de 711 cabezas, por las 1.026 del lunes pasado.Además, las ventas y la presencia de vendedores sufrieron un descenso considerable, por lo que los profesionales optaron por no tomar como una referencia la jornada del mercado de ayer.