La mesa de ovino de Salamanca, entre la división y 'la que se avecina'

(Foto: Chema Díez)
Ver album

Una semana más, la mesa de ovino de la Lonja de Salamanca copó el protagonismo de la jornada, con 'la que se avecina' como principal protagonista, una leve subida de los lechazos y una división total entre el sector ganadero.

Ya casi no es noticia que la mesa de ovino aglutine todo el protagonismo en la jornada de la Lonja de Salamanca, pero lo que sí es noticia es todo lo que ocurre en el transcurso de la misma... que es mucho y nada bueno para los intereses del sector. 'La que se avecina' puede ser importante y más tras la "cagada" tras la celebración de la misma, como algunos ganaderos destacaron al finalizar la misma. Pero, ¿por qué?

 

1. Clara división entre los ganaderos: "Si hacemos algo parecido a lo de la semana pasada es el último día que vengo". Se puede decir más alto, pero más clatro es imposible. Así se pronunció el ganadero Valentín Rubio en el inicio de su intervención criticando la bajada de los lechazos siete días atrás y la actitud de algunos ganaderos al demandar una bajada de los precios. 'Portu', por su parte, aseveró que había que subir los lechazos ya porque el próximo lunes podía ser demasiado tarde. Otro grupo de ganaderos, comandado por Clemente Moronta y Celestino Martín mostraron una postura contraria al resto, por sorpresa, e hicieron hincapié en que la bajada de la semana pasada había sido correcta, para sorpresa de muchos. La tensión se cortaba...

 

2. 'La que se avecina': No, no se refiere a la exitosa seria tal y como se dijo en la mesa, pero sí al futuro dentro del sector del ovino en Salamanca. La llegada de la Navidad y la operativa de los mataderos y de compradores y vendedores está próxima y por ello el valor de los lechazos quizá debería haber cotizado más al alza. Así, el mayor movimiento comenzará el 16 de diciembre y todo hace indicar que los precios subirán, pero será ya demasiado tarde.

 

3. Presidente... ¿informado?: El debate en la mesa de ovino de la Lonja de Salamanca se hace eterno y sin aportar nada más que lo que dicen los vocales, pese a que en todas las sesiones la presidencia presume de hablar con unos y otros y de saber cómo está el sector. Pero siempre es el asesor de la Lonja el que termina tomando las decisiones y la fijación del precio.

 

4. Cotización: El presidente de la mesa optó por una leve subida de 0,10 euros para las cuatro categorías de lechazo pese a la petición de entre 0,20 y 0,50 euros de subida por parte de los ganaderos, mientras que los compradores, solicitaron entre 0,05 y 0,10 euros. El presidente solo hizo caso a la opinión de una parte, la compradora. Los corderos, por su parte, repitieron. Algunos profesionales de lam mesa y fuera de ella consideraron que esta decisión había sido "una cagada".

 

5. Mal futuro para la mesa: De seguir en esta línea, la mesa de ovino caerá aún más por los suelos de lo que ya está, porque no es referencia dentro del sector. Sin más...