La medicina transfusional se adapta a los cambios demográficos

Expertos en la materia se reúnen en el Palacio de Congresos durante tres días

Los cambios demográficos están produciendo “importantes variaciones” en el perfil del donante de sangre en España y han llevado a los centros de transfusión a incorporar nuevas técnicas que incrementen la seguridad de los productos transfundidos y se adapten al panorama actual.

Así lo ha apuntado el director del Centro de Transfusión de Málaga, Isidro Prat, durante su presencia en la Reunión Nacional de la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH) y XXVIII Congreso Nacional de la Sociedad Española de Trombosis y Hemostasia (SETH), que se celebran en el Palacio de Congresos de Salamanca.

Isidro Prat ha detallado que España cuenta actualmente con 5,2 millones de inmigrantes, lo que supone el 12 por cientode la población española.

En este sentido, el director del Centro de Transfusión de Málaga ha destacado que la presencia y propagación de algunas enfermedades endémicas autóctonas y que ya se creían erradicadas.

Así, por ejemplo, "la población inmigrante de América Central y del Sur ha obligado a tomar medidas preventivas para evitar la transmisión de la enfermedad de Chagas, endémica en buena parte de esos países y ausente en España hasta hace unos años".

Con el objetivo de garantizar la seguridad y eficacia de las donaciones sanguíneas, los centros de transfusión han establecido criterios de exclusión para donantes de riesgo procedentes de zonas endémicas de paludismo.

En este contexto, Isidro Prat ha explicado en Salamanca que con el objetivo de prevenir el contagio de enfermedades, en España está presente el Programa Estatal de Hemovigilancia y Biovigilancia.

Según el doctor del centro malagueño, "el estado de la medicina transfusional en España es excelente" y tiene “un gran efecto positivo en la medida en que pueden beneficiarse muchos más enfermos de una sola donación de sangre".