"La mayoría de los enfermos de esclerosis múltiple no acaban en una silla de ruedas"
Cyl dots mini

"La mayoría de los enfermos de esclerosis múltiple no acaban en una silla de ruedas"

500 personas sufren esta enfermedad en Salamanca, lo cuenta la neuróloga en el hospital, Yasmina Berdei Montero.

Yasmina Berdei Montero, neuróloga en el hospital (Foto: T. Navarro)

La escelerosis múltiple es una enfermedad neurodegenerativa que padecen 2,5 millones de personas en el mundo, 47.000 de ellas en España. Hoy por hoy en Salamanca hay al menos 500 afectados. Lesiona las células del sistema nervioso central, formado por el cerebro y la médula espinal, y se manifiesta de manera distinta en cada paciente. Afecta más a las mujeres que a los hombres, en una proporción de siete a tres.

 

Y es que los síntomas de esta enfermedad crónica del sistema nervioso central pueden variar mucho de una persona a otra. Fatiga, dolor, falta de equilibrio, alteraciones visuales y cognitivas, dificultades del habla y temblor son algunos de los problemas que sufren los afectados, en su mayoría mujeres. La dolencia suele manifestarse en edades jóvenes, entre los 20 y los 30 años. Lo cuenta la neurologa en el hospital de Salamanca, Yasmina Berdei Montero.

 

-¿Cómo es la enfermedad? ¿Cómo se manifiesta?

-"La esclerosis múltiple es una enfermedad de origen autoinmune, inflamatoria, degenerativa, afecta al sistema nervioso central y es una causa de discapacidad de los adultos jóvenes de países occidentales. El tipo de incidencia está entre los 20 y los 40 años de manera que es una enfermedad que afecta a pacientes que están en su plenitud laboral, personal... por eso tiene unas implicaciones laborales y personales importantes". 

 

-¿Hay más mujeres que hombres afectados por la esclerosis?

-"Si. Es más frecuente en mujeres que en hombres, no se conoce la razón pero parece que hay factores hormonales que influyen". 

 

-¿Cuántos pacientes han diagnosticado en el último año?

-"Unos 20 al año, porque muchos otros vienen de fuera, de otras comunidades porque se han cambiado de ciudad...". 

 

-¿Qué síntomas pueden alertar a una persona de que padece esta enfermedad?

-"En el 90% de los casos esta enfermedad cursa en brotes. El paciente tiene una clínica que dura un tiempo y luego esa clínica remite, aunque puede dejar alguna secuela. Los brotes suelen ser sensitivos, que se duerme alguna parte del cuerpo; síntomas visuales, visión doble, borrosa... los objetos se mueven. Luego es menos frecuente brotes de equilibrio o motores. Hay otros pacientes en los que el empeoramiento es progresivo a lo largo de los meses y los años algunos pueden tener un brote y otros tienen una progresión continua. Es una enfermedad muy heterogénea clínicamente hablando y hay muchas diferencias de unos pacientes a otros. La llamamos la enfermedad de las mil caras"

 

-¿Cómo llegan a la consulta? 

-"La gran mayoría vienen derivados de la planta de neurología, luego vienen otros de la consulta de Atención Primaria. Hay pacientes que están bien controlados y algunos ni si quiera llegan a la consulta, se quedan con su neurólogo durante mucho tiempo". 

 

-¿Qué tipos de tratamientos hay?

-"En los últimos diez años los tratamientos han cambiado mucho. Ahora se puede vivir el tratamiento en función de lo agresivo que sea. Hay tratamientos disponibles desde hace más de 25 años y a partir de ahí no han parado de crecer. Los nuevos van aportando diferentes mecanismos de acción. Ahora mismo disponemos de dos líneas de tratamiento. La primera para las enfermedades menos agresivas y la segunda con la que se puede iniciar el tratamiento directamente si se tiene un mal diagnóstico o si no ha funcionado la primera. Hay siete fármacos en primera línea y en segunda cinco". 

 

Yasmina Berdei Montero, neuróloga en el hospital (Foto: T. Navarro)

 

-¿Es difícil trabajar con este tipo de pacientes?

-"Es un paciente crónico, es fácil trabajar con ellos, lo complicado es la patología y cada vez más". 

 

-¿Hay falsos mitos?

-"Hoy en día con los fármacos mejora el pronóstico, de hecho la gran mayoría de los pacientes lleva una vida completamente normal, es decir, no terminan en una silla de ruedas, no hay que dejarse llevar por los mitos. Todo el mundo piensa que esta enfermedad está abocada a una silla de ruedas y no es así en la gran mayoría de los casos. Si es verdad que los pacientes con más discapacidad son personas que arrastran otro tipo de enfermedades de hace años y no han podido acceder a algunos de los tratamientos". 

 

-¿Cúantos pacientes han diagnosticado en el último año?

-"Unos 20 al año, porque muchos otrozs vienen de fuera, de otras comunidades porque se han cambiado de ciudad...". 

 

-¿Qué se hace en la Escuela de esclerósis múltiple del hospital?

-"Intentamos solventar la falta de tiempo que no tenemos para dedicar al paciente en consulta. Tenemos muchos pacientes que ver y pruebas que hacer, muchas veces no puedes parar para hablar de temas que le preocupan, copartir un rato lúdico mientras hacen algún tipo de rehabilitación. Tenemos varios talleres, cosemos, cantamos...".