La mayoría de caballos modernos descienden de sementales orientales

Caballo

Análisis en cromosomas Y de 50 caballos de 21 razas revelan que las líneas paternas de casi todos los caballos modernos se remontan a sementales traídos a Europa desde Oriente en los últimos 700 años.

Los hallazgos, reportados en 'Current Biology', reflejan la abrumadora influencia de los esquemas de mejoramiento impulsados por una fuerte selección en los machos.

 

Con las genealogías genéticas en la mano, ahora es posible dilucidar el origen y la relación de cualquier línea de sementales en detalle, dicen los investigadores.

 

"Aparte de las líneas de sementales en razas del norte de Europa, todas las líneas de sementales detectadas en otras razas modernas derivan de los antepasados orientales más recientemente introducidos", dice Barbara Wallner de la Universidad de Medicina Veterinaria de Viena.

 

"Nuestros datos, por lo tanto, iluminan el enorme impacto de las modernas estrategias de cría de caballos -que se caracterizan por la fuerte selección de machos y la importancia de los sementales orientales- durante los últimos cientos de años en la diversidad cromosómica de Y".

 

Los cromosomas Y se transmiten de padres a hijos. Este patrón de herencia hace que el cromosoma Y sea un buen lugar para buscar pistas sobre la historia única de los machos de una especie. En el nuevo estudio, los investigadores se centraron en una parte del cromosoma Y que se transmite de una generación a otra fielmente. Cualquier cambio en la porción del cromosoma Y es el resultado de nuevas mutaciones.

 

"Dado que las mutaciones al azar se acumulan con el tiempo, los machos que se originan de un ancestro patrilineal común compartirá una colección particular de mutaciones cromosómicas Y", explica Wallner, formando lo que se conoce como un haplogrupo.

 

Había sido difícil reconstruir la historia de los sementales antes porque hay una diversidad extremadamente baja en los cromosomas Y de los caballos modernos para comenzar. Los investigadores obtuvieron alrededor de ese problema mediante el uso de secuenciación profunda, de próxima generación de ADN, lo que les permite recoger incluso los cambios más pequeños.

 

Su análisis de 52 cromosomas Y mostró que los linajes paternos de varios caballos modernos se separaron mucho más recientemente que la domesticación de la especie, que se remonta a más de 5.000 años. Aparte de algunos haplotipos privados del norte de Europa, todas las razas de caballos modernas incluidas en el estudio se agruparon en un haplogrupo de aproximadamente 700 años de edad, transmitido a Europa por la importación de sementales orientales. El haplogrupo incluye dos subgrupos principales (o clados): el linaje originario de Arabia de la Península Arábiga y el linaje de caballos turcomanos de las estepas de Asia Central.

 

Al vincular los linajes cromosómicos Y con información genealógica derivada de registros escritos, los investigadores dicen que ahora es posible definir haplotipos Y para ciertos sementales fundadores. Usando este acercamiento, desentrañaron el origen de los pura sangre ingleses, trazándolos a los sementales fundadores de la raza trukomana.

 

"Nuestros resultados allanan el camino para una caracterización genética a escala fina de las líneas de sementales, que debería convertirse en rutina en un futuro próximo", dice Wallner.

 

Los investigadores dicen que ahora planean crear una filogenia global del cromosoma Y para incluir linajes de sementales de caballos más rurales, que probablemente carecen de cualquier influencia oriental reciente.