La localización de un particular demora los últimos trámites para la cesión de la pesquera de Tejares

La pesquera de Tejares con las catedrales al fondo. Foto: F. Oliva

La CHD ha pedido la colaboración de la Policía Local para localizar a un vecino con toma de agua al que hay que dar audiencia. Si no se le localiza, se rematará el trámite por edicto para poder darlo por finalizado.

La Confederación Hidrográfica del Duero está intentando terminar los últimos trámites para hacer la cesión definitiva de la pesquera de Tejares, lo que permitirá que el Ayuntamiento de Salamanca proceda a su rehabilitación casi dos años después de su derrumbe. La CHD tiene previsto que el proceso finalice en las próximas semanas y casi seguro que la actuación podrá iniciarse este verano, la época más adecuada porque el caudal del río es más bajo, pero se ha encontrado con un obstáculo inesperado.

 

La actuación en la pesquera requiere que se dé trámite de audiencia a todos los interesados que tienen tomas de agua autorizadas en el entorno y a titulares de las fincas adyacentes al azud, en relación con la propuesta favorable al otorgamiento de la concesión de ocupación de dominio público hidráulico a favor del Ayuntamiento de Salamanca. En eso lleva semanas la CHD, pero a día de hoy falta por localizar a una persona para darle trámite de audiencia. Al no dar con el interesado, el organismo de cuenca ha pedido ayuda a la Policía Local para intentar dar con él. Si es localizado, habrá un plazo de 15 días para que pueda formular alegaciones. Si no , se acudirá al Boletín Oficial de la Provincia para publicar un edicto y advertir de esta circunstancia.

 

Una vez superado este trámite, y si no hay alegaciones (que hasta ahora no se han producido), el expediente de cesión estará listo en unas semanas. Así que si nada lo impide el consistorio tendrá en breve la autorización de la CHD y podrá poner en marcha el proyecto para levantar de nuevo la pesquera de Tejares. Una idea a la que se dio muchas vueltas antes de decidir, finalmente, que lo mejora era conservarla. No obstante, hay que recordar que se llegó a plantear su derribo completo y que incluso el alcalde llegó a asumir esta posibilidad, aunque después se corrigiera.

 

 

DESDE SEPTIEMBRE DE 2015

 

El problema arranca en septiembre de 2015, hace casi dos años, cuando se produce el último derrumbe de la pesquera. Los vecinos lo denuncian y la imagen es desoladora: el boquete permite comprobar que el lecho está muy sucio y que necesita una limpieza para retirar troncos y lodo. El PSOE lo exige inmediatamente y pide una solución integral para recuperar la zona. De nuevo la pesquera de Tejares está en el centro del debate, como ya ocurrió con los planes del anterior alcalde y su papel en el fallido plan especial del Tormes, anulado por la justicia, que contemplaba el derribo de esta construcción y que generó la oposición vecinal entonces. Aquel revés ha permitido que ahora se haya podido optar por conservarla.

 

En este tiempo, han surgido varias opciones como la del derribo que quería la CHD, su abandono en favor de una nueva pesquera que habría aparecido aguas arriba (se llegó a plantear si conservar una u otra, ahora se hará con las dos) o la cambiante posición del equipo de Gobierno. En febrero de 2016, vecinos y ecologistas se negaban al derribo de la pesquera de Tejares y exigían su rehabilitación integral. De esta manera, se oponían al criterio mostrado por la CHD, que en un informe que exhibió el equipo de Gobierno en un pleno, abogaba por el derribo

 

Tras esta decisión, el Gobierno Municipal emplaza también a los colectivos que denunciaron el Parque de Limpieza construido en el solar de la antigua depurada de Huerta Otea a ser consecuentes y desistir de las acciones judiciales contra este proyecto. Y en mayo de 2016 se da luz verde en pleno de manera definitiva al proyecto para su rehabilitación. Ahora, el consistorio ha presentado un nuevo plan especial del Tormes que protegerá la pesquera además de otros elementos y que avanzará en paralelo con las obras.