La lluvia no permite que el recogimiento del Yacente abra el Jueves Santo

Fotos: Arai Santana
Ver album

Las previsiones meteorológicas eran adversas durante horas, por lo que la procesión se suspendió antes incluso de la medianoche. 

Al llegar la medianoche, cuando el Miércoles Santo daba paso al Jueves Santo, la Real Cofradía Penitencial de Cristo Yacente de la Misericordia y de la Agonía Redentora anunció que este año no podría procesionar por las calles de Salamanca.

 

Al igual que ocurrió con el Flagelado y la Virgen de las Lágrimas, la lluvia no permitió sacar los pasos de la Catedral. De hecho, las previsiones meteorológicas eran adversas durante horas, por lo que la procesión se suspendió antes incluso de la medianoche. Mientras la lluvia seguía cayendo fuera de la seo, dentro se llevó a cabo un acto abierto al público, con la promesa del silencio y la lectura de la quinta estación del Santo Vía Crucis.

 

El Santísimo Cristo de la Agonía Redentora es una talla anónima de 1525, la más antigua de la Pasión salmantina. Tras él, estaba previsto que saliera el Santísimo Cristo Yacente de la Misericordia, realizado por Enrique Orejudo en 1991.

 

Los cofrades llevan túnicas blancas, sin capa, con los fajines de color rojo y con sus alargados capirotes; sin calcetines sobre las alpargatas blancas, ni guantes.