La lluvia deja a los fieles sin el Flagelado por las calles de Salamanca
Cyl dots mini

La lluvia deja a los fieles sin el Flagelado por las calles de Salamanca

Fotos: Arai Santana
Ver album

La lluvia comenzó a caer a las 21 horas y finalmente Nuestro Padre Jesús Flagelado y Nuestra Señora de las Lágrimas solo pudieron acercarse a la puertas para que los fieles les vieran.

La iglesia del Espíritu Santo de Salamanca, conocida popularmente como la Clerecía, ha abierto de nuevo sus puertas este miércoles, pero solo para que los fieles pudieran ver de cerca los pasos de Nuestro Padre Jesús Flagelado y Nuestra Señora de las Lágrimas.

 

La lluvia, que comenzó a caer sin cesar antes de las 21 horas, impidió en esta Semana Santa de 2019 que el Flagelado procesionara por las calles de la ciudad. 

 

Valor de las imágenes

 

La imagen de Jesús Flagelado, obra de Luis Salvador Carmona (1760), es una de las tallas más señaladas de la Semana Santa de Salamanca, que muestra la imagen de Jesucristo que recoge sus vestiduras tras ser flagelado, tal y como señala la tradición cristiana.

 

Por otro lado, la imagen de Nuestra Señora de las Lágrimas es una obra de José Miguel Sánchez Peña (1977).

 

Ambos pasos procesionan junto a las conocidas túnicas y capas negras de raso de la hermandad, una sobriedad complementada con la botonadura morada, capirote y fajín color eminencia, guantes blancos y zapato negro con hebillas plateadas.