La llegada del carril bici de Cabrerizos a Salamanca: una yincana llena de trampas

El carril bici, entre la calzada y la acera llegando al túnel de la Televisión.
Ver album

La conexión del nuevo carril bici con el ramal del túnel de la Televisión está llena de cruces y semáforos, ha obligado a estrechar la acera, obliga a cruzar ocho carriles llenos de tráfico...

El nuevo carril bici que unirá Cabrerizos con Salamanca tiene la sana intención de ofrecer a quienes opten por la bicicleta una conexión 'segura' entre los dos municipios. El trazado dibuja un largo y tortuoso camino de algo más de tres kilómetros entre el límite del término municipal que incluye una pasarela sobre la vía del tren, numerosos cruces de calzada, giros y hasta rebajar un talud para hacerle sitio junto a un aparcamiento. Pero lo que se lleva la palma es la conexión del nuevo trazado con la red ya conocida.

 

Para ese punto de encuentro se ha escogido un lugar ciertamente conflictivo, la glorieta Antonio Machado, una gran rotonda en la que confluyen la calle la Radio, un aparcamiento, el paseo de Canalejas, el vial bajo el túnel de la Televisión... con varios pasos de peatones o peligrosos semáforos bifocales en un lugar con mucha circulación. Esta es la descripción de lo que tendrán que afrontar los ciclistas.

 

El carril bici llega por un lateral del aparcamiento de la calle la Radio y, circulando por él, nos lleva directos a una calzada por la que los coches acceden al aparcamiento, que hay que cruzar y que no tiene semáforo; acto seguido, hay que cruzar la calzada de salida del aparcamiento, también sin semáforo. La presencia de coches aparcados limita la visibilidad y el tráfico allí es intenso prácticamente todo el día por la presencia de conductores que buscan estacionamiento.

 

Después, se accede a un tramo de acera desde la que se cruza por el extremo final de la calle la Radio; el lugar escogido tiene dos carriles y uno de ellos está regulado por un semáforo bifocal, de los que están a la vez verde para los peatones y ambar para los coches. Tras cruzar, se abre un nuevo tramo del carril bici que se ha trazado quitando espacio, primero, a la acera, y después, a la calzada. El carril está separado de peatones y vehículos por un bordillo y, se supone, que también por una valla.

 

Este es un punto conflictivo porque según avanza la curva el nuevo carril bici le quita sitio a la calzada y ocupa parte (unos dos metros) del segundo carril que hasta ahora estaba marcado. El resultado es que ha habido que reducir el desvío hacia la el túnel de la Televisión a un solo carril; pero como en la rotonda hay dos carriles de circulación, se ha pintado una línea contínua que se salvaron varios coches mientras se hacían las fotos de este reportaje. Después se pasa de nuevo a dos carriles.

 

 

El carril bici vuelve a cruzar, por dos veces, primero el vial del túnel de la Televisión de bajada hacia la glorieta del coronel Heredero, en un paso de peatones y bicicletas que está, ahora mismo, regulado por otro semáforo que se mantiene a la vez en verde para peatones y en ambar para los vehículos. Y luego vuelve a cruzar el vial de subida, para conectar ya con el ramal que va hacia el parque de los Jesuitas.

 

 

El resto del trazado

 

El nuevo tramo arranca a la salida de Cabrerizos, que ya ha terminado su parte al finalizar una pequeña pasarela sobre un cauce. El primer tramo es el más complicado porque hay que salvar el paso del nuevo trazado paralelo a la carretera DSA-804 y la línea del ferrocarril Salamanca-Medina del Campo. Se hará con una pasarela de 45 metros que todavía no está instalada, pero que ya es lo único que falta porque se han hecho sendas rampas de conexión. La pasarela llevará el trazado hasta un parque junto al Camino de Salamanca.

 

Desde el citado parque, el carril inicia su trayecto girando hacia la calle Fortis y Fortunio en un punto que, a día de hoy, no tiene paso marcado pero sí un semáforo. Por esa calle conecta con el parque Ciudad Rodrigo yavanza hasta las nuevas canchas en Santiago Madrigal, donde el trayecto vuelve a cruzar la calzada. A partir de ahí, y como se puede ver en las fotos, ocupará parte de la calzada para subir hasta Jesús Arambarri. Seguirá su trayecto hasta desviarse en la calle Bilbao por la que enlazará con la calle la Radio.

 

En vez de seguir por esta calle hasta la conexión en el túnel de la televisión, se ha optado por meter el trazado por el aparcamiento público. Para ello, se han marcado dos giros de noventa grados y ha habido que rebajar un talud para permitir la entrada hacia el aparcamiento. Allí, se ha trazado el carril sobre un lecho de grava que se había puesto fuera de la zona de estacionamiento. Ahí es donde empieza su conflictiva conexión con la actual red de carril bici.