La lista de espera quirúrgica en Otorrinolaringología, "similar a años previos": 287 pacientes aguardan
Cyl dots mini

La lista de espera quirúrgica en Otorrinolaringología, "similar a años previos": 287 pacientes aguardan

Pedro Blanco, jefe de servicio de Otorrinolaringología, asegura que esta lista de espera es "similar" a la de años anteriores, "debido a la mayor actividad quirúrgica durante los periodos en los que la pandemia lo ha permitido y por el menor ritmo de entradas de pacientes que rechazan por miedo". 

Pedro Blanco, jefe de servicio de Otorrinolaringología

El Covid-19 ha llegado a todos los rincones del Complejo Asistencial de Salamanca, también al Servicio de Otorrinolaringología, lo cuenta su jefe, Pedro Blanco. Asegura que durante la primera ola "tuvimos días muy duros, colaborando con los Servicios de UCI y Anestesia en la realización de traqueotomías, así como en el tratamiento de hemorragias nasales muy frecuentes en dichos pacientes".

 

Algunos miembros del Servicio se integraron en los denominados equipos Covid, realizando su trabajo en las plantas dedicadas a estos pacientes. Asegura que tras la primera ola "hubo un crecimiento de la lista de espera de consulta externa. Sin embargo debido a que durante la tercera ola, en los meses de enero y febrero de este año, se ha pospuesto mucha actividad quirúrgica, se reorganizó la actividad del Servicio de modo que actualmente no tenemos pacientes nuevos pendientes de cita".

 

Respecto a la lista de espera quirúrgica, "existen 287 pacientes pendientes de cirugía, muy similar a años previos". Ello se debe a varios factores: "por un lado la mayor actividad quirúrgica que se realizó en los periodos en los que la pandemia lo ha permitido. También motivado por el menor ritmo de entradas pues hay pacientes que rechazan o bien posponen la incorporación a la lista de espera por miedo a la situación actual, esperando épocas mejores".

 

La demora media para intervenirse ha crecido debido a la "disminución" de jornadas quirúrgicas de estos meses. Sin embargo, los pacientes con patología no demorable (los denominados Prioridad 1) "son intervenidos en menos de 30 días desde el diagnóstico, gracias al esfuerzo de todos los facultativos del servicio, no  existiendo en la actualidad ningún paciente muy preferente con mayor demora".

 

-¿Cómo se está viviendo la pandemia Covid-19 en el Servicio?, ¿Cómo han cambiado las cosas?, ¿Cómo ha afectado a los pacientes?

-"A nuestro Servicio le ha afectado igual que al resto del Hospital. En los meses del confinamiento nos dedicamos a realizar atención telefónica y solamente se valoró presencialmente a aquellos pacientes con patología no diferible, fundamentalmente los pacientes oncológicos.

 

Tuvimos días muy duros en la primera ola, colaborando con los Servicios de UCI y Anestesia en la realización de traqueotomías, así como en el tratamiento de hemorragias nasales muy frecuentes en dichos pacientes. Algunos miembros del Servicio se integraron en los denominados equipos COVID, realizando su trabajo en las plantas dedicadas a estos pacientes. Destaco entre todos la labor que realizó el doctor Batuecas como coordinador del espacio sociosanitario del Colegio Fonseca durante esa primera ola.

 

Posteriormente a partir de junio comenzamos a realizar de forma progresiva cita presencial, espaciando el tiempo entre pacientes para evitar aglomeraciones en la sala de espera y permitir la correcta desinfección de equipos y mobiliario.

 

Los pacientes en todo momento se han mostrado comprensivos con la situación, agradeciendo las llamadas y transmitiéndonos su cariño por nuestra labor. Una vez comenzamos a realizar la atención presencial, en muchas ocasiones han rehusado acudir a las citas por el miedo al contagio dentro del Hospital".

 

-Hay pacientes que tienen que aprender de nuevo a comer y a hablar…

-"Técnicamente 'no'. Los pacientes que han estando durante mucho tiempo en UCI presentan la patología propia del enfermo de larga estancia en dicha unidad. Cuando tienen traqueotomía y los intensivistas y/o los anestesistas consideran que el enfermo empieza a poder ventilar sin necesidad de respirador, empezamos a ponerles distintos tipos de cánulas que permite al enfermo poder hablar y respirar, hasta que los decanulamos definitivamente.

 

Respecto a la deglución, ocurre algo similar, pues al inicio no tienen reflejos que les permita defenderse de las posible aspiraciones de comida (es decir que al comer les puede pasar alimento a los pulmones). En estos casos se les nutre mediante sonda nasogástrica o bien PEG, hasta que pueden realizar una deglución normal. Sólo los casos más complicados son valorados en nuestra Unidad de Disfagia, donde se les indican pautas de nutrición y se realiza con ellos rehabilitación de la deglución". 

 

-¿Son ustedes los que intuban a los pacientes más graves?

-"Los pacientes más graves son intubados exactamente igual que aquellos con patología menos importante. Solamente en aquellos pacientes que presentan una vía aérea difícil estamos presentes a solicitud de los distintos servicios para, si fuera necesario, realizar una traqueotomía de urgencia".

 

-Tienen contabilizados los pacientes con secuelas Covid que han atendido…

-"En la primera ola sí llevamos un registro de las traqueotomías que realizamos. La principal secuela que presentan estos pacientes en la esfera ORL es la hiposmia y anosmia (pérdida parcial o total del olfato), lo cual a su vez genera perdida del gusto. Ha sido muy frecuente que la consulta nos la han realizado meses después del inicio de los síntomas, no pudiéndose realizar tratamientos con intención curativa por el retraso en el diagnóstico. También hemos atendido a dos pacientes con estenosis de vía aérea (constricción que se produce en algún punto de la tráquea), procedentes de nuestro hospital, y a otros dos derivados de otros hospitales de la comunidad".

 

-¿Qué patologías son las más comunes en Salamanca?

-"La patología más común es la hipoacusia o pérdida de audición, ya que es una enfermedad cuya prevalencia aumenta con la edad, siendo Salamanca una provincia que cuenta con una población envejecida. También son muy frecuentes todos los procesos infecciosos de vías altas como otitis, faringitis, faringoamigdalitis, rinosinusitis… A su vez, aproximadamente un 5% de los pacientes son valorados por patología vestibular. Los pacientes oncológicos suponen un 1-2% del global, siendo el tumor más frecuente el cáncer de laringe seguido por el de cavidad oral y orofaringe".

 

-¿Cómo está la lista quirúrgica y la de consultas?

-"Después de la primera ola hubo un crecimiento de la lista de espera de consulta externa, como era de esperar. Sin embargo debido a que durante la tercera ola, en los meses de enero y febrero de este año, se ha pospuesto mucha actividad quirúrgica, se reorganizó la actividad del Servicio de modo que actualmente no tenemos pacientes nuevos pendientes de cita.

 

Respecto a la lista de espera quirúrgica, existen 287 pacientes pendientes de cirugía, muy similar a años previos. Ello se debe a varios factores: por un lado la mayor actividad quirúrgica que se realizó en los periodos en los que la pandemia lo ha permitido. También motivado por el menor ritmo de entradas pues hay pacientes que rechazan o bien posponen la incorporación a la lista de espera por miedo a la situación actual, esperando épocas mejores.

 

Sí tenemos que puntualizar que la demora media para intervenirse ha crecido debido a la disminución de jornadas quirúrgicas de estos meses. Sin embargo, los pacientes con patología no demorable (los denominados Prioridad 1) son intervenidos en menos de 30 días desde el diagnóstico, gracias al esfuerzo de todos los facultativos del servicio, no  existiendo en la actualidad ningún paciente muy preferente con mayor demora".

 

-¿Continúan siendo servicio de referencia?

-"El Servicio de Otorrinolaringología y Patología Cérvico Facial del CAUSA fue pionero en el SACYL en la creación de unidades de mayor especialización. La primera Sección que adquirió entidad propia fue la Oncología Cérvico-Facial; posteriormente se han ido desarrollando otras secciones, como la Sección de Otología e Implante Coclear, Sección de Rinosinulogía, Sección de ORL Pediátrica, Sección de Base de Cráneo, Sección de Vestibulometría y Audiología, Unidad de Disfagia y, más recientemente, la Sección de Tiroides y Paratiroides. Ello ha permitido una mayor especialización de los distintos facultativos integrados en cada Sección o Unidad, lo cual permite atender patologías muy complejas, motivo por el cual continuamos siendo hospital de referencia, tanto para otras provincias de nuestra comunidad como de otras comunidades. Como dato, en los últimos años se atienden entorno a 100-150 órdenes de asistencia así".

 

-¿Qué retos tienen?

-"Seguir progresando en nuestra especialidad. Intentar incorporar las novedades que, cíclicamente, aparecen, así como mejorar la  superespecialización, que nos permita seguir siendo punteros.

 

Como retos a corto plazo, mayor rendimiento de la cirugía robótica, la incorporación de sialoendoscopia para el tratamiento de la patología de las glándulas salivares, fomentar la rehabilitación vestibular… También pienso fomentar una mayor relación con la Facultad de Medicina, un tanto deteriorada en los últimos años. Para ello cuento con el apoyo del Prof. Dr. Á. Batuecas, recientemente nombrado Profesor Titular de la asignatura con plaza vinculada. Por último, aprovechar que en Salamanca tenemos dos grandes instituciones como el Instituto del Cáncer y el IBSAL, punteras en investigación, estableciendo con ellas líneas de trabajo en todas nuestras áreas".

 

-¿Están preparados para el traslado al nuevo hospital?

-"Por supuesto. Dice la frase hecha que 'cuando cualquiera de nosotros se compra una casa nueva lo hace con toda la ilusión'. Como cualquier cambio en la vida, al principio cuesta pero si es para mejor, es fácil adaptarse. Sabemos que los primeros años, mientras se construye el bloque de consultas externas, la hospitalización y la actividad quirúrgica se realizará en el Hospital Nuevo y las consultas las tendremos en el Hospital Virgen de la Vega, lo cual supondrá una modificación en la organización del Servicio. Con buena disposición nada es un obstáculo".

 

-¿Qué cambios esperan?

-"A nivel del Servicio, todas nuestras consultas van a tener una dotación óptima. Siempre he dicho que los otorrinos vemos casas a través de mirillas. Por ejemplo, a través de un pequeño orificio, que es la entrada de cada fosa nasal, metiendo un fibroscopio, vemos toda la nariz por dentro y así con el oído, la faringe… En todas las consultas tendremos una Unidad de Exploración dotada con un videofibroscopio, ópticas de nariz y oído, microscopio... Un placer comparado con lo que tenemos ahora.

 

En Equipamiento hemos conseguido tener las últimas novedades diagnósticas y terapéuticas. El quirófano que nos han designado es más amplio, con mejor iluminación, con dotación telemática… En hospitalización, las habitaciones mejor distribuidas, amplias, con mayor confort para el paciente. El propio hospital en sí supone una mejora en espacios y accesibilidad. Todo será más fluido".

 

-¿Hay alguna necesidad en el servicio?

-"Un Servicio es como una familia. ¿Quién no tiene necesidades? Tenemos la suerte de ser un Servicio dotado con excelentes personas.

 

Me gustaría poder incorporar facultativos punteros que refuercen algunas áreas. Ello es difícil debido a la actual legislación. Cuando hay un Concurso de Traslados y se incorpora un facultativo, con todos sus derechos legales, fundamentalmente antigüedad, puede que sea puntero en alguna Unidad o simplemente que tenga derecho sin aportar mayor valía científica a un Servicio. No por ello, cualquier especialista que venga de otro Hospital será bienvenido.

 

Nuestra especialidad depende en gran parte de las pruebas audiométricas-vestibulares que se realizan en consulta. De ellas depende un diagnóstico, muchas veces una cirugía o saber si un recién nacido oye bien. Estas pruebas son realizadas por enfermeras. Si bien contamos con cuatro enfermeras audiometristas que llevan con el Servicio muchos años, excelentes en su trabajo y su disposición, la Dirección de Enfermería nos va mandando otras de apoyo que cíclicamente las va cambiando, incluso cada mes. A nivel de Aparataje e Instrumental, toda dotación siempre es mejorable pero con justificación y tesón, la Dirección acaba adquiriéndonosla".

 

-¿Desde qué año es jefe?

-"Aunque no soy de Salamanca, mi vida médica siempre ha estado ligada a Salamanca. Estudié la carrera aquí, hice el examen MIR y posteriormente comenzó mi andadura en el Servicio en 1993, cuando entré como médico residente. Acabé la especialidad y tuve la suerte de quedarme como médico adjunto. Desde que era “resi” me gustaba la Oncología Cérvico-Facial y con el apoyo de los doctores Juan Luis Gómez González y Ángel Muñoz Herrera, por cierto los dos Jefes de Servicio que he tenido y de los cuales he aprendido mucho, tanto profesionalmente como personalmente, progresé en la especialidad, dedicándome prácticamente a los tumores de cabeza y cuello. Hace tres años fui nombrado Jefe de Unidad de Oncología Cérvico-Facial.

 

En Noviembre del año pasado el Dr. Ángel Muñoz Herrera, Jefe de Servicio de ORL, se jubiló. Ya desde unos meses antes, la Dirección me había propuesto ser Jefe de Servicio y que me lo pensara. Al principio me asustó el puesto pues siempre me ha gustado el enfermo y pensaba que dirigir un Servicio tan importante es  mucha responsabilidad.

 

Apoyado por  los Jefes de Unidad, el Dr. Santiago Santa Cruz, Dra. Maria Gil y Dr. Fenito, junto por algunos adjuntos, Dr. José Manuel Serradilla, Dr. Enrique Calvo, Prof. Dr. Angel Batuecas, Dr. Santiago Estevez, Dr. Juan Carlos del Pozo, Dra. Hortensia Sánchez, Dr. Fernando Franco…, acepté el cargo. Me gustaría agradecer a todos ellos su apoyo y espero estar a la altura de las necesidades de nuestros pacientes y de nuestro hospital".

 

-Algún estudio destacable o investigación…

-"El Servicio de Otorrinolaringología cuenta con un grupo de investigación propio dentro del IBSAL. Son numerosos los Proyectos en los que nos encontramos inmersos actualmente. Desde la Unidad de vértigos de nuestro Servicio se están llevando a cabo un ensayo clínico y tres proyectos de investigación encaminados a mejorar las condiciones de los pacientes con vértigo. En el último año se han publicado siete trabajos en revistas con factor de impacto. También se están probando en nuestro Servicio nuevos dispositivos implantables para pacientes con problemas de audición que aún no han salido al mercado. Y estamos inmersos en investigaciones relacionadas con el mejor conocimiento de las sorderas congénitas.

 

Nuestro Servicio realiza una gran tarea por la formación en metodología de la investigación, impartiendo un gran número de cursos durante todo el año".

Comentarios

ZZZ 28/03/2021 22:20 #3
Pero Pedro es jefe de Otorrino? Cuando salió la plaza de jefatura?... No lo sabía...
Sanitario 28/03/2021 17:49 #2
Pedro que nos conocemos, vagoneta y escaqueitor de los que más ... cuántas veces te he vistosalir por la puerta del río a las 13 horas ??? cabeza gacha y bufanda alta para que no te reconozcan cómo te piras...
XXX 27/03/2021 11:33 #1
Pffff... Me río yo de los números de las listas de espera: https://www.tribunaavila.com/noticias/pedro-pascual-reconoce-haber-manipulado-listas-de-espera-cuando-era-director-del-hospital-de-avila/1567694311

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: