La lista de espera de traumatología y cirugía general, desbocada: 2.600 pacientes esperan una operación en el hospital

Parte de la plantilla del servicio de Traumatología en el Complejo Asistencial salmantino (Foto: Archivo T. Navarro)

Las especialidades con las listas de espera más altas siguen siendo traumatología, con 1625 pacientes y cirugía general con con 1.074, que acumulan más de 2.500 pacientes a la espera de una operación.

El número de pacientes que todavía esperan que les llamen para someterse a una operación en el complejo asistencial de Salamanca es el mayor quebradero de cabeza para la gerencia del hospital, y también de la salud pública de Castilla y León. Más de 4.000 personas aguardan fecha para una cirugía, y aunque las cifras se han reducido en lo que a la demora media de espera se refiere, todavía hay que esperar 97 días respecto a los 112 días del pasado trimestre. 

 

De hecho, en el hospital charro encabeza la lista de toda la comunidad, ya que son varias las especialdiades que acumulan miles de pacientes a la espera. Según los datos de Sacyl, son, concretamente, seis las especialidades en las que la lista es mayor que a finales de 2017.

 

Se trata de traumatología (1625 pacientes) con una media de espera de 120 díascirugía general (1.074 pacientes) con 95 días de espera, oftalmología (622 pacientes) con 41días, urología (453 pacientes) con 105, otorrinolaringología (193) con 55 días y cirugía pediátrica (165) con 94. Entre todas, acumulan un total de 4.061 pacientes esperando la cola para poder ser intervenidos por los profesionales salmantinos. 

 

A pesar de que los datos son preocupantes, el número de pacientes ha disminuído en casi todas las especialidades ya que en el mismo período del año anterior traumatología tenía alrededor de 1.800 pacientes en lista de espera, por lo que ahora tendría casi 800 pacientes menos. Pasa lo mismo con oftalmología que tenía 889 personas, ha reducido su lista en 299. Cabe destacar también la cirugía de otorrino, que también ha bajado en 129. 

 

El problema más grave está precisamente en las especialidades con más operaciones pendientes y en las que se ha intentado atajar la situación contratando en la sanidad privada. En este sentido, el mayor problema es el 'atasco' de las operaciones en determinadas especialidades. Sacyl está intentando paliarlo contratando en la sanidad privada intervenciones de la pública, a razón de 300.000 euros por el último contrato para operar en dos hospitales privados a pacientes del Hospital de Salamanca. Se ha hecho para cirugía general y traumatología, las dos especialidades con más lista de espera, pero ni por esas da resultado.

Noticias relacionadas