La 'letra pequeña' del regreso a la construcción: ni reformas ni obras de mejora, solo obra nueva
Cyl dots mini

La 'letra pequeña' del regreso a la construcción: ni reformas ni obras de mejora, solo obra nueva

Pisos en construcción en Salamanca.

Una orden ministerial prohibe reiniciar obras en construcciones existentes, lo que deja fuera obras menores, reformas, mejoras... La patronal, indignada.

Cerca de 20.000 trabajadores regresan este lunes al trabajo en Salamanca, cerca de 9.000 en 3.000 empresas de la construcción entre ellos. Se hará bajo medidas estrictas de seguridad y con el reparto de 70.000 mascarillas en puntos de toda la provincia como material adicional, pero no todos los empleados del sector van a regresar al trabajo. La 'culpa' la tiene la 'letra pequeña' del final de la hibernación económica.

 

Esa letra pequeña sorprendió durante el sábado y domingo a muchas empresas que ya tenían todo preparado para el regreso, pero que se encontraban con los términos de una orden del BOE con instrucciones específicas para la 'descongelación' de la construcción. La patronal CONFAES ha informado a sus asociados con una circular para aclarar la situación. Orden que deja fuera del regreso a todo lo que no fuera obra nueva para evitar posible contacto con usuarios o personas ajenas a la obra.

 

La Orden SND/340/2020, de 12 de abril, por la que se suspenden determinadas actividades relacionadas con obras de intervención en edificios existentes en las que exista riesgo de contagio por el COVID-19 para personas no relacionadas con dicha actividad, deja las cosas así:

 

"Se establece la suspensión de toda clase de obra que suponga una intervención en edificios existentes, en los supuestos en los que en el inmueble en el que deban ejecutarse se hallen personas no relacionadas con la actividad de ejecución de la obra, y que, debido a su ubicación permanente o temporal, o a necesidades de circulación, y por causa de residencia, trabajo u otras, puedan tener interferencia con la actividad de ejecución de la obra".

 

Eso deja fuera buena parte de la actividad del sector, desde las reformas a las obras de mejora (eficiencia energética, calefacción, ascensores) que se realizan en muchos edificios ya existentes y en uso donde no se podrá reiniciar la actividad. Esto ha generado un importante malestar en el sector en Salamanca, que contaba con poder retomar obras que no podrán iniciarse.

Noticias relacionadas