La justicia anula la regulación especial de las terrazas de la Plaza Mayor de Salamanca

El TSJCyL atiende la demanda de un hostelero, el único que no tenía espacio concedido delante de su establecimiento en la Plaza Mayor para poner sillas y mesas.

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León ha decidido anular la ordenación de las terrazas de la Plaza Mayor, que se rige por una ordenanza especial que afecta también a las de la Rúa con la que se negoció con los hosteleros de la monumental plaza la distribución, horarios y demás normas de funcionamiento de los codiciados espacios de terraza. En el origen de la sentencia contra la ordenanza municipal especial para estas terrazas está la reclamación de un  hostelero, el único que no tenía espacio en la propia plaza, y al que se le denegó el permiso para poner una en la parte trasera, en la plaza Poeta Iglesias.

 

En el auto conocido se declara la "nulidad radical de las bases para la regulación del aprovechamiento especial de la Plaza Mayor y de la Rúa Mayor, quedando sin efecto jurídico alguno". Sin embargo, al acuerdo de reparto, vigente hasta 2020, le quedan meses de vigencia y hay que renovarlo, así que la sentencia podría tener una incidencia limitada. Estas son las normas de las terrazas de la Plaza Mayor.

 

Cuando en 2015 se pactó la distribución y normas de las terrazas de la Plaza Mayor, los hosteleros propietarios y el consistorio llegaron a un acuerdo para no tocar sus normas hasta 2020. En el acuerdo se establecía qué establecimiento tenían terraza en un momento en el que había alguons locales cerrados y en litigio, y también cuáles podrían tenerla en el futuro. El establecimiento denunciante quedó fuera dado que su anterior uso no era de hostelería.

 

El resultado es que tenía delante de su local las sillas y mesas de otro establecimiento, que había ocupado el espacio tal y como se estableció en 2015 cuando se hizo el reparto. Y, además, recibió la negativa del consistorio a poner una terraza