La Junta ultima los remates de la estación de autobuses y 'renuncia' a inaugurarla
Cyl dots mini

La Junta ultima los remates de la estación de autobuses y 'renuncia' a inaugurarla

Autobuses en la estación de Salamanca. Foto: F. Oliva

La obra está con los últimos remates, pero la estación está 100% operativa. La inauguración se complica porque ya funciona y por el período electoral.

La nueva estación de autobuses sigue en fase de remates cuando pasan más de tres meses de su fecha tope de finalización, un retraso postrero que redondea el historial de demores de este equipamiento. No obstante, la mejor noticia es que la estación está ya operativa en la práctica, porque todos sus equipamientos están en servicio. Y es muy probable que ni siquiera llegue a producirse una inauguración por un doble motivo: porque ya está operativa y porque el período electoral lo complica.

 

La estación de autobuses es una de esas obras eternas de Salamanca que siempre se retrasan un poco más. Después de una década de demoras para lanzar el proyecto y su ejecución, los trabajos no terminan de completarse. Desde hace semanas se trabaja en los remates aunque la realidad es que la estación está ya operativa para los viajeros, que disfrutan de las principales mejoras como los andenes cubiertos y climatizados. Mejoras como los baños que algunos se apresuraron a destrozar.

 

En consulta con la consejería de Fomento, se indica a este medio que la obra sigue con remates, pero que está en funcionamiento. Y que por ahora no hay prevista fecha de inauguración, que puede que se acabe limitando a una visita.

 

Y es que esta era una de las obras que estaba en la lista de 'cortes de cinta' después de años de esperas y contratiempos. Hace semanas que se espera una finalización efectiva, con entrega de obra por parte de la concesionaria del contrato de construcción, para programar un fecha de inauguración; a nadie se les escapa que el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, hubiera deseado estrenarla.

 

Ahora la inauguración es complicada porque el período electoral impide cualquier tipo de visita a obra finalizada o no, anuncio de mejora o inauguración. En todo caso, si se quisiera hacer un estreno oficial tendría que ser a partir del 10 de noviembre.