La Junta se reúne con las asociaciones que trabajan con inmigrantes en Salamanca

Unos 173.000 extranjeros están empadronados en Castilla y León. Las nacionalidades mayoritarias son las de Bulgaría, Rumanía y Marruecos. En Salamanca, también hay muchos vecinos procedentes de Portugal
Unos 173.000 ciudadanos extranjeros están empadronados en Castilla y León, según los datos aportados este martes por la directora general de Relaciones Institucionales y Acción Exterior, María de Diego.

Ha explicado que la Comunidad ha visto reducido el flujo de nuevos empadronados procedentes de fuera de España pero que sigue siendo positivo y por encima de los datos nacionales.

La crisis ha limitado la llegada de extranjeros y ha puesto como ejemplo que en España las cifras se sitúan próximas al cero por ciento de crecimiento, pero en la región se encuentran próximas al dos por ciento.

La procedencia suele ser similar en las nueve provincias, variando relativamente según la ubicación. En este sentido, se da el caso de que hay más portugueses en las zonas próximas a la frontera lusa. En general, las poblaciones de inmigrantes más abundantes son las de Bulgaria, Rumania y Marruecos.

Así lo ha indicado antes de mantener un encuentro con cerca de medio centenar de asociaciones relacionadas con los colectivos de inmigrantes con el fin de acercarles el anteproyecto de ley autonómica de Integración de la Inmigración.

Según sus palabras, este nuevo documento persigue la integración total, que se da cuando “el ciudadanos tiene igualdad de condiciones” independientemente de su lugar de procedencia. Una integración que en la actualidad es “más complicada”, tal y como ha reconocido, debido a las dificultades para encontrar empleo en tiempos de crisis.

El anteproyecto trabaja en tres apartados: actuaciones para que los afectados puedan acceder a todos los derechos que contempla la ley, facilitar la integración con las herramientas puestas en marcha como centros o mediadores, y regular la coordinación de efectivos de las diferentes administraciones.