La Junta rompe el contrato con Mis Pollitos que dejará de gestionar la guardería de su sede de Salamanca

Guardería Carbajosa

Mis Pollitos pierde el contrato del edificio ESAUM tras meses en problemas. Llega a un acuerdo con la Junta para resolver el contrato y la nueva concesionaria adelanta su llegada.

La Junta de Castilla y León va a rescindir el contrato con Mis Pollitos para la gestión de la guardería del edifico ESAUM, la sede central de la Junta en Salamanca, que atraviesa por graves problemas como ha publicado TRIBUNA. Desde este viernes, la guardería carece de servicio de cátering y los padres se van a ver obligados a llevarse la comida de casa, tal y como han denunciado los afectados a este medio. Situación que sufren también los empleados a los que se les adeudan varias nóminas y llevan meses en una situación insostenible.

 

Los padres de los niños matriculados, los empleados y personal de la nueva concesionaria han mantenido este viernes una reunión con los responsables de la Junta en la que se les ha anunciado que, en los próximos días, se extinguirá el contrato con Mis Pollitos y que, acto seguido, se firmará contrato con la nueva concesionaria. Esto garantizará la continuidad del servicio, también del cátering y la limpieza, que dejaba de prestarse esta semana, con las mismas educadoras que han soportado la difícil situación durante meses.

 

Hace unas semanas que una nueva empresa se adjudicó el contrato de la gestión de las guarderías para sustituir a Mis Pollitos, pero el cambio no se iba a hacer efectivo hasta septiembre. Sin embargo, los problemas del centro eran tan numerosos y la preocuación entre los padres de los numerosos niños matriculados eran tan alta, que se ha habilitado esta solución. Los padres agradecen al personal su buena disposición y también a la Junta que haya hecho esta gestión.

 

Esa solución será, finalmente, parecida a la que se ha operado en otros centros de la empresa en Villares, Carbajosa o Castellanos de Moriscos, donde también ha habido problemas y Mis Pollitos ha acabado por no prestar el servicio. En estos casos lo han asumido directamente los ayuntamientos, pero en el caso del ESAUM se va a adelantar la llegada de la nueva empresa que tiene que subrogar los contratos de los trabajadores y mantener la actual plantilla. Este cambio normalizará la situación en un servicio que usan decenas de familias.

Noticias relacionadas