La Junta reconoce la labor de 332 empleados públicos de la Delegación de Salamanca

“Esta Administración es hoy ejemplo de eficacia, modernidad y buena gestión gracias a vuestro trabajo”, ha afirmado el delegado territorial, Bienvenido Mena.

El delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Salamanca, Bienvenido Mena Merchán, y el secretario territorial, Fernando Díaz Torres, acompañados de los jefes territoriales de servicio en la provincia, han entregado las distinciones con las que cada año se reconoce la labor de los empleados públicos de la Delegación de la Junta en Salamanca que cumplen 15, 25 y 35 años de servicio. Asimismo, se ha procedido a la entrega de las placas conmemorativas con las que se premia a los funcionarios y personal laboral que se ha jubilado a lo largo del último año.

 

El delegado territorial no ha querido dejar pasar la oportunidad para recordar, tanto a los trabajadores reconocidos como al resto de personal de la Delegación Territorial, que “si esta Administración es hoy ejemplo de eficacia, modernidad y buena gestión, es gracias a vuestro trabajo” porque “sois las personas que estáis detrás de una mesa, en un laboratorio, al volante de un vehículo oficial, visitando obras, tramitando ayudas  y otorgando licencias las que hacéis grande esta Administración”.

 

El delegado territorial ha tenido un recuerdo para Alberto Prado, que fue gerente de Servicios Sociales, fallecido el año pasado. Igualmente, ha reconocido el trabajo de Ramón Malho, jubilado el año pasado, que desinteresadamente realizó un escudo en madera que decora el salón de actos.

 

Por el escenario del Salón de Actos del nuevo edificio de la Delegación Territorial han pasado los 332 empleados públicos para recoger sus distinciones, que han sido entregadas por los respectivos jefes de servicio.

 

Así, un total de 40 trabajadores de la Junta recogieron los botones y alfileres de bronce con el que se reconoce su labor en los últimos 15 años. Las insignias de plata, que conmemoran los 25 años, han sido entregadas a 123 empleados públicos que cumplen cinco lustros en la Delegación Territorial salmantina. En cuanto a los alfileres y botones de oro con los que se premia los 35 años de servicio, se han otorgado a un total de 84 funcionarios y personal laboral de la Junta en Salamanca.

 

Por último, el momento más emotivo del acto ha llegado con la entrega de las placas conmemorativas a los 85 empleados públicos que han alcanzado la jubilación a lo largo del último año.