La Junta no cerrará ninguna unidad veterinaria pero reconoce que no puede mantener horarios y disponibilidad

Las 103 unidades dan servicios a todos los ganaderos pero con gran irregularidad, ya que algunas atienden a 43 profesionales y otras a más de un millar.

La Consejería de Agricultura y Ganadería ha asegurado a través de su secretario general, Juan Zapatero, que no se van a cerrar ninguna de las 103 Unidades Veterinarias de Castilla y León, y ha precisado que se va a reordenar la forma de prestar los servicios.

  

Zapatero, que se encontraba hoy lunes en la capital palentina para reunirse con los alcaldes de Carrión, Herrera, Paredes y Astudillo para explicarles el proyecto de reordenación de la prestación de servicios a los ganaderos en las Unidades Veterinarias, ha apuntado que "las realidades del sector han cambiado", motivo por el cual desde la Junta se ha elaborado un estudio técnico.

  

"Se va intentar adaptar la nueva estructura para prestar servicios a la nueva realidad y hacerlo de la manera más eficaz posible", ya que, según Zapatero, estas unidades tienen más de 25 años y pueden haberse quedado obsoletas.

  

El secretario general de la Consejería de Agricultura y Ganadería ha explicado que de las 103 Unidades "existen algunas que prestan servicio a 43 ganaderos", mientras que otras con estructura similar se lo dan a más de 1.800.

  

"No vamos a cerrar ninguna Unidad Veterinaria, se seguirán dando servicios aunque no de las misma manera ni con los mismos horarios y disponibilidad", ha reiterado, al tiempo que aseguraba que el objetivo es "garantizar que el ganadero que se desplace a una unidad se encuentre una respuesta eficaz".

  

Ante esta propuesta, Zapatero ha explicado que "ya hay muchos ganaderos que se están desplazando" y que aún con la reordenación del servicio "el término medio en el que se puede incrementar la distancia es insignificante" ya que algunos tendrán que desplazarse a 35 kilómetros mientras que antes lo hacían a 30.

 

DISCONFORMIDAD DE LOS ALCALDES

  

Pese a ello, el alcalde de Herrera, Javier San Millán, como portavoz del resto de ediles que han acudido a la reunión, ha expresado su "disconformidad con el documento".

  

Para San Millán, el estudio de la Junta "está más pensado de forma burocrática que desde la realidad del servicio", a la vez que ha expresado su malestar ante el hecho de que el coste lo sufra el ganadero por el desplazamiento más largo.