La Junta incorpora un dron para tomar imágenes nocturnas de los incendios

Incendio de Leiria

La Junta incorpora nuevos medios tecnológicos para la campaña de incendios de este verano. Entre ellos, un dron con base en León para tomar imágenes nocturnas, una aeronave no tripulada para vigilancia y otra de coordinación de medios aéreos con base en Zamora.

La aplicación de las nuevas tecnologías a la lucha contra los incendios forestales en labores preventivas y de asistencia del operativo es uno de los aspectos más destacables en cuanto a las mejoras introducidas para la presente campaña.

 

Castilla y León contará con una aeronave no tripulada RPA (Remotely Piloted Aircraft) para las labores de vigilancia, observación y apoyo a la extinción a través de un convenio que se firma, este mismo mes, con el Ministerio de Defensa, que centrará su labor en la comarca de El Bierzo. Con base en Rabanal del Camino (León), se habilita un dron con toma de imágenes nocturnas de los incendios contratado por el MAPAMA. La Comunidad contará también con una nueva aeronave de coordinación de medios aéreos y toma de imágenes contratada por el MAPAMA que se ubicará en Rosinos de la Requejada (Zamora).

 

Los agentes medioambientales, celadores y técnicos de guardia dispondrán de un smartphone con aplicaciones incorporadas que redundan en su seguridad y mejoran el control de medios y recursos en el incendio, y permiten el intercambio de imágenes, archivos e información meteorológica instantánea, además de permitir que estén localizados en todo momento, al igual que el resto de medios materiales.

 

Se ha firmado un convenio con Red Eléctrica Española, en el marco del desarrollo en los montes de El Bierzo de una red de sistemas de vigilancia forestal con 22 cámaras infrarrojas y videográficas, que permitirá una mayor rapidez en la detección, coordinación y respuesta ante posibles incendios, al igual que ya están instaladas en la zona zamorana de Sanabria y en la provincia de Soria. El despliegue comienza, en una primera fase de 10 cámaras, coincidiendo con la época de riesgo alto de incendios.

 

 

OPERATIVO VERANO 2017

 

El operativo de incendios forestales, al que se destinan 3,5 millones de euros más que el año pasado, así como más de 1,5 millones de euros de incremento en los gastos de extinción, está desplegado y dimensionado en función de las necesidades de cada provincia, pero tiene carácter autonómico, con la posibilidad para desplazar los efectivos aéreos y terrestres por toda Castilla y León, y las comunidades limítrofes y Portugal, en función de las necesidades requeridas, estando adaptado todo el año a las condiciones de riesgo existentes en cada momento y con su máximo despliegue en la época de riesgo alto.

 

El diseño del operativo de este año tiene en cuenta el riesgo de incendios en función de las condiciones meteorológicas y los comportamientos antrópicos previsibles, y las perspectivas de cara al verano no son halagüeñas porque, aunque hay menos cantidad de pasto y resto de cosechas, el matorral y el arbolado tienen un contenido muy bajo de humedad y la reserva hídrica de los suelos y embalses y charcas también es muy baja.

 

Por todo ello, para esta campaña de 2017, se despliega un amplio operativo de 4.350 profesionales, integrado por 2.437 trabajadores públicos de la Junta: 1.114 ingenieros, agentes medioambientales y forestales y celadores que dirigen el operativo, 1.323 trabajadores de centros de mandos, torres de vigilancia y autobombas y 1.913 trabajadores contratados a través de empresas: 467 trabajadores de cuadrillas helitransportadas, 1.223 profesionales de cuadrillas terrestres, dedicadas a tratamientos selvícolas, extinción y patrullaje, y 223 en tripulaciones de medios aéreos (aviones y helicópteros) y maquinaria pesada. Además, se contará con la colaboración de los efectivos de los medios del Estado, helicópteros, aviones desplegados en la Comunidad por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA), la Guardia Civil y los miembros de la UME.

 

La Junta cuenta, coordinados por los nueve Centros de Mando Provinciales y el Centro Autonómico de Mando, con 31 medios aéreos -26 helicópteros y 5 aviones- de la Junta de Castilla y León y del MAPAMA ubicados en la Comunidad, 201 puestos de vigilancia y cámaras, instaladas en Zamora y Soria, 192 autobombas, 124 pick-up, 188 cuadrillas terrestres y helitransportadas y 26 buldócer. Los medios aumentan con la incorporación de más medios nocturnos, tres cuadrillas más, dos de ellas nocturnas, y otras seis autobombas. Es destacable que se han incrementado considerablemente las horas de parada de las cuadrillas de tierra para mejorar su actuación en prevención y extinción y ha subido el número de meses anuales de prestación de helicópteros, alcanzando los 116 meses anuales de prestación. Asimismo, se ha incrementado la prestación de los buldócer a todo el año en las zonas de mayor siniestralidad.

Noticias relacionadas