La Junta estudia llevar agua a algunos puntos de la Comunidad para abastecer a la ganadería

"En este momento no se puede hablar de daños porque sólo hay estimaciones de falta de nascencia en algunos cultivos y son porcentajes pequeños", señaló Silvia Clemente
La Junta de Castilla y León estudia la posibilidad de abastecer de agua a algunos puntos concretos de la Comunidad, donde más lo necesite la ganadería, como consecuencia de la sequía.

Así lo ha señalado este jueves la consejera del área, Silvia Clemente, en Zamora, quien ha explicado que este servicio se realizaría "a través de balsas o a través de aquellos elementos que consideremos oportunos para poder garantizar a los ganaderos una certidumbre sobre cómo alimentar a la cabaña sin que se encarezcan los costes".

A pesar de ello, Clemente ha restado importancia a los problemas en la ganadería y en la agricultura que podrían surgir si continúa la actual sequía. "En este momento no se puede hablar de daños porque sólo hay estimaciones de falta de nascencia en algunos cultivos y son porcentajes pequeños", ha precisado.

"No se puede dar una valoración de daños porque todavía puede llover, hay que tener en cuenta dónde estamos situados, en el norte del país", ha añadido antes de subrayar de nuevo que de lo que sí está pendiente la Junta es de "analizar las medidas que se puedan tomar sobre todo para la ganadería, porque lo que sí existe es pérdida de pastos".

Por otra parte, Clemente ha asegurado que no existen retrasos "graves" en el pago de las ayudas agroambientales. "Una buena parte la hemos pagado a finales de diciembre y otro en febrero. Esperamos que en lo que queda de este mes y en abril terminemos los pagos y también la prima de vacas nodrizas, que lo estamos gestionando en estos momentos", ha anunciado.

En la misma línea, ha recordado que la Administración regional "tiene un sistema propio de pago que hace que las ayudas se gestionen con la máxima rapidez, sin retrasos importantes".