La Junta destina un millón de euros para fomentar la cría de razas autóctonas y su inscripción en libros genealógicos

Otro de los objetivos es incrementar los censos ganaderos de los ejemplares de las razas puras de la Comunidad Autónoma.

La Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural destinará un millón de euros para fomentar la cría de razas autóctonas y su inscripción en los libros genealógicos y potenciar los programas de mejora gestionados por las asociaciones reconocidas oficialmente.



Otro de los objetivos es incrementar los censos ganaderos de los ejemplares de las razas puras de la Comunidad Autónoma, ampliar su distribución geográfica y compensar a los ganaderos que apuesten por la cría estas razas.

 

Según han recordado desde la Consejería que dirige Jesús Julio Carnero, las razas autóctonas poseen una "excelente adaptación" al medio, tienen una "gran importancia" en el mantenimiento de la biodiversidad y en la gestión sostenible del medio ambiente y contribuyen a la creación de riqueza y fijación de población en el medio rural, a lo que se añade que los productos de estos animales tienen una calidad organoléptica excelente.

 

El objetivo, por tanto, es que se incremente el número de hembras y machos de razas autóctonas de Castilla y León, para lo que se han establecido distintos tipos de ayudas por su inscripción en el Registro Definitivo del Libro Genealógico.

 

Una ayuda es de 300 euros por unidad de ganado mayor para el ganado bovino de raza Alistana-Sanabresa, la raza Sayaguesa, la Serrana Negra, la Morucha Negra, la Avileña-Negra Ibérica Bociblanca y Monchina; para el ganado ovino de raza Castellana Negra y Ojalada; para el caprino de raza Cabra de las Mesetas; el equino Hispano-Bretón, Caballo Losino y Asno Zamorano-Leonés.

 

Se contempla otra ayuda de 200 euros por unidad de ganado mayor para el ovino de raza Castellana y Churra, y el bovino de raza Avileña-Negra Ibérica, Morucha y Parda de Montaña, mientras que para las razas aviares Indio de León, Pardo de León y Gallina Castellana Negra la ayuda es de 10 euros por cada ejemplar inscrito.

 

Los ganaderos deberán cumplir una serie de requisitos, como estar inscrita la explotación en el registro de Castilla y León, formar parte de la asociación de criadores de la raza autóctona pura que tenga asignada la llevanza del libro genealógico y colaborar con el programa de cría de la raza.

 

Según han recordado las mismas fuentes, es el segundo año que se convoca esta línea de ayudas que se comenzó a gestionar en 2019 dentro del plan estratégico de subvenciones 2019-2021 y está dotada con un millón de euros por anualidad. "En la primera convocatoria tuvo una excelente acogida entre los criadores de razas puras autóctonas de la Comunidad y de sus asociaciones que ven en ella un espaldarazo a su actividad para la conservación activa de los recursos genéticos", han asegurado las mismas fuentes.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: