La Junta descarta reducir la jornada escolar pese al calor y los colegios toman medidas para evitar problemas

Madrid, Andalucía, Extremadura o Murcia registran desmayos y lipotimias en colegios por el calor. En Castilla y León, la Junta no ha dado instrucciones al respecto ni se van a cambiar los horarios, pero los centros están limitando la exposición al sol y han hecho recomendaciones a los padres.

Las altas temperaturas registradas en los últimos días, impropias de este mes de junio, han provocado ya varios incidentes en colegios. En Madrid, 47 alumnos de un mismo colegio han tenido que ser atendidos por un episodio de calor y la Comunidad ha decidido autorizar la reducción del horario escolar; en Sevilla ha habido quejas por las altas temperaturas en las clases y la Junta se ha comprometido a mejorar la climatización; y en Murcia una alumna ha sufrido una lipotimia en plena clase. La situación ha generado críticas y protestas de los sindicatos por las malas condiciones de muchas aulas.

 

En el caso de Castilla y León, no ha trascendido ningún caso y la consejería de Educación no ha transmitido instrucción alguna al respecto a pesar de que la Junta ha insistido este mismo jueves en recordar los consejos para actuar ante las altas temperaturas, recomendaciones que hace especialmente para los niños, uno de los colectivos más sensibles.

 

Tal y como ha podido saber TRIBUNA, la consejería ya ha recibido consultas por parte de sindicatos como CSIF para conocer posibles casos y, más concretamente, sobre la posibilidad de tomar medidas similares a las que se han tomado en otras comunidades. De hecho, Educación ha descartado recurrir a la reducción del horario escolar ya que muchos alumnos acuden este mes de junio menos horas a los colegios. La medida sería complicada porque podría afectar a las últimas jornadas para impartir materia y las evaluaciones, ya programadas a falta de tan pocos días para el final de curso. Sin embargo, sí hay algunas medidas que se están tomando.

 

Según fuentes de la delegación de la Junta en Salamanca, a iniciativa parte de los centros se han tomado algunas medidas lógicas, a su criterio y aplicando el sentido común, para evitar episodios de golpes de calor o insolaciones. Se procura evitar que los niños estén al sol en el patio, se quedan dentro cuando no hay zonas de sombra, mandan indicaciones a los padres para que los niños estén hidratados… para hacer más llevadero el episodio de calor asfixiante que vivimos.

Noticias relacionadas