La Junta de Personal retira la consideración de "interlocutora válida" a la gerente del hospital de Salamanca

"A partir de este momento, la Junta de Personal tratará todos los temas" con Manuela Plaza pues "es el momento de que se deje paso a la competencia y la responsabilidad, ausente hasta el momento y se deje de hacer oídos sordos".

La Junta de Personal del Área de Salud de Salamanca ha retirado la consideración de "interlocutora válida" a la gerente del Hospital, Cristina Granados", para tratar los asuntos que atañen a la Atención Especializada.

 

Así lo recoge una carta remitida a la gerente de Área de Salamanca, Manuela Plaza, a la que la Junta de Personal pide"intervención directa" para adoptar "medidas de actuación contundentes para solucionar los crecientes problemas de trabajadores y usuarios" del Complejo Asistencial.

 

"A partir de este momento, la Junta de Personal tratará todos los temas" con Manuela Plaza pues "es el momento de que se deje paso a la competencia y la responsabilidad, ausente hasta el momento y se deje de hacer oídos sordos, con el objetivo necesario y obligado de ofrecer la máxima calidad a nuestros usuarios y las mejores condiciones laborales a nuestros profesionales", añade el texto firmado por la presidente de este órgano, Esther Aparicio Sierra.

 

En este mismo documento, registrado en la Gerencia de Área de Salamanca, la Junta de Personal solicita que se le informe de "todos los cambios que se producen en el Hospital que afectan a los trabajadores, como cierres y aperturas de unidades, cambios de unidades o reuniones antes de que ocurran y no como viene pasando".

 

Asimismo, el texto solicita que "se aumente la plantilla orgánica" y que "se contrate personal suficiente" para que "los profesionales del complejo, ya bastante maltratados por estos años de recortes, puedan por fin disfrutar los días que la Administración les adeuda antes del 31 de enero".

 

También, esa incorporación de personal ayudaría, según la Junta de Personal, a que "se acabe con las listas de espera, tanto quirúrgica como de consultas y pruebas diagnósticas" y a que "los pacientes no tengan que esperar largas horas en Urgencias".

 

Finalmente, la Junta pide que las incapacidades temporales que surjan "se cubran desde el primer día", que los profesionales trabajen con "las medidas de protección adecuadas" y que el Hospital "tenga abiertas las unidades de hospitalización suficientes para que los pacientes no tengan que esperar una cama en el pasillo de urgencias" o en otras unidades "no apropiadas para ese fin".