La Junta de Castilla y León autoriza el baño este 2020 en 33 zonas de ríos, pantanos y lagos pese al coronavirus

Una zona de baño en Puente de Mozar (Zamora). Foto: F. Oliva

Una treintena de lugares ha superado las pruebas de calidad del agua y cuenta con autorización sanitaria, pese a que el Ministerio recomienda no bañarse en ríos y pozas. Las normas y control de uso de los lugares son cosa de los ayuntamientos.

La Junta de Castilla y León ha publicado el listado de las zonas de baño en ríos, gargantas, lagos y embalses de la Comunidad en las que este verano va a estar permitido bañarse, o por lo menos estará garantizado sanitariamente. Una autorización en la que participa Sacyl y que llega justo cuando más dudas hay sobre el baño en piscinas o playas por el coronavirus. No obstante, hay que reseñar que esta autorización es solo a efectos de calidad del agua y las normas de uso corresponden a los ayuntamientos.

 

Según el listado publicado por Sacyl, son 33 las zonas de baño autorizadas este verano para la temporada que ha arrancado el 15 de junio y se prolongará hasta el 15 de septiembre. Son más que el año pasado. Se reparten entre todas las provincias salvo Salamanca, que es la única que no tiene zonas autorizadas a pesar de que cuenta con tradición de baño en pozas o ríos. Además, varias capitales tienen zonas previstas y con calidad de agua controlada: Zamora en el Duero (playa de los Pelambres), Soria en el embalse de cuerda del Pozo y Valladolid en el Pisuerga (playa de las Moreras).

 

Durante la temporada de baño, se publica el mapa de aptitud de las zonas de aguas de baño del censo oficial de la Comunidad de Castilla y León. Este mapa de aptitud se actualiza semanalmente y muestra el Censo y las zonas de baño Aptas y No Aptas en Castilla y León. La lista completa se puede consultar en este LINK y en el mapa inferior.

 

 

Esta temporada el uso de estos lugares de baño viene marcado por la crisis del coronavirus. Durante los próximos meses regirán normas de límite de aforo para evitar aglomeraciones y, al margen de contar con el sello de calidad sanitaria del agua, los ayuntamientos tendrán que esforzarse por controlar la asistencia y normas de distancia social, además de mantener en lo posible la higiene.

 

El Ministerio de Sanidad ha desaconsejado para este verano el baño en ríos, pozas y otros cauces de agua dulce ya que los principales riesgos asociados de contagio de Covid-19 están relacionados con la afluencia y contacto entre los bañistas y en estas zonas naturales no es fácil matener distancias y controlar aforos como si lo es en las piscinas artificiales.

 

Controles de calidad del agua

Esta lista está compuesta por los lugares en los que se ha comprobado la salubridad del agua una vez la administración local correspondiente ha solicitado que se le autorice el baño y se incluya el lugar en el listado regional. La autorización de la zona de baño y el control de la calidad de agua se hacen tras un primer análisis antes de la temporada. Después, se hacen controles visuales y toma de muestras cada semana para controlar la calidad del agua. 

 

Además de los controles, la Junta hace una serie de recomendaciones a los ayuntamientos que los que se pide que instalen carteles en lugares visibles con información sobre la aptitud de la zona, la calidad de las aguas, si existe prohibición expresa o recomendación de no bañarse, y con las normas de educación sanitaria. También se tienen que comprometer a prohibir el baño o recomendar abstenerse a instancia de la Agencia de Protección de la Salud cuando los análisis de calidad den como resultado un agua no apta.