La Junta celebra que Madrid se quede en fase 2 y decide hoy si Salamanca pasa a la 3 o tiene restricciones
Cyl dots mini

La Junta celebra que Madrid se quede en fase 2 y decide hoy si Salamanca pasa a la 3 o tiene restricciones

Sanidad reconoce que le "tranquiliza que Madrid no pida pasar a fase 3". Salamanca es una de las provincias que centran el debate entre avanzar de fase en bloque o hacerlo con diferencias como evitar la movilidad entre provincias o el ocio.

La Junta de Castilla y León decide este jueves si pide o no el paso a fase 3 de la comunidad en bloque o estableciendo diferencias entre provincias, y Salamanca está en el centro del debate por su proximidad a Madrid. Una decisión que tomará con los últimos datos epidemiológicos sobre la mesa y con una buena noticia: la determinación de la Comunidad de Madrid de no pedir su avance a la fase 3.

 

Esta decisión, anunciada por el gobierno madrileño este miércoles, tiene claras implicaciones para Salamanca, aunque también es un arma de doble filo. Y hay que esperar a la decisión de la Junta que puede mandar a fase 3 a la provincia o marcar un avance con restricciones como estudia la consejería de Sanidad. El Gobierno regional ha solicitado el cambio de fase una semana después de entrar en fase 2, aunque no habrá movilidad entre comunidades autónomas y los expertos determinarán si es posible esa movilidad entre provincias.

 

En este sentido, la consejera Verónica Casado ha reconocido a TRIBUNA que le "tranquiliza que Madrid no pida pasar a fase 3" porque hay una clara relación entre ambas comunidades y el coronavirus. Y muy especialmente entre las provincias del sur de Castilla y León, como Salamanca. "Madrid es una comunidad magnífica, pero con mucha movilidad y eso nos afecta", ha comentado Casado, que reconoce que le "alegra mucho" que se quede en fase 2.

 

La vinculación de los casos de coronavirus de Salamanca a la conexión con Madrid, que la Junta ha apuntado desde el comienzo de la pandemia, es la clave de la situación de la provincia. De hecho, Salamanca es una de las provincias que pueden pasar a fase 3 total o hacerlo con algunas restricciones en una especie de fase 2,5 o 3 incompleta. Castilla y León decidirá este jueves si pide fase 3 global o no.

 

El hecho de que la provincia adelantara al que es su principal destino de viajes y movilidad supone que llegará antes a la fase en la que los ciudadanos se podrían mover sin limitaciones dentro de Castilla y León. La movilidad de Salamanca a Madrid es menor que en la dirección inversa. Teóricamente, si Madrid queda en fase 2, seguiría con importantes restricciones a la movilidad, al menos de manera oficial, porque se ha notado un repunte de tarjetas sanitarias desplazadas en mayo desde Madrid a Salamanca, lo que indica que se repite el desplazamiento a segundas residencias o pueblos.

 

En todo caso, con Madrid en fase 2 Salamanca tiene un punto a favor para el avance de fase. La otra 'pata' de la decisión es la situación epidemiológica. La provincia lleva tres días sin muertos en hospitales ni en residencias, y aunque hay casos nuevos no son brotes porque están controlados por los 'rastreadores'.

 

"Hemos venido monitorizando la situación de nuestras provincias y la situación es muy buena. Las tasas son bajas. Esto nos anima a pasar a todo el territorio a la fase 3. Lo que sí es cierto es que nuestro comité de expertos está analizando si alguna de las medidas de fase 3 va a ser tratada con un poco más de cautela para alguna provincia", ha dicho Casado.

 

Ocio y movilidad, restringidos

Eso indica que la Junta pediría restricciones al ocio y la movilidadEso supone algún tipo de limitación, mientras dure el estado de alarma y el Gobierno lo pueda aprobar, que puede afectar en primer lugar a los eventos. Las comunidades fijarán el aforo de los actos culturales en la nueva normalidad, con uso obligado de mascarilla.

 

La consejera no tiene miedo a brotes pero se ha destacado por las críticas a la relajación de medidas. "Está habiendo mucha relajación de las medidas... la distancia de seguridad no siempre la respetamos y no siempre hacemos un correcto lavado de las manos", ha dicho antes de añadir que "cuando estemos en una terraza hay una falsa sensación de que tenemos una cierta inmunidad y estamos sin mascarilla, pero la tenemos que tener".

 

La otra restricción podría ser a los desplazamaientos, incluido el paso entre provincias. "Tenemos situaciones diferentes en nuestra comunidad, con provincias blindadadas y otras que por su cercanía a Madrid tienen más casos", ha dicho la consejera, que descarta movilidad entre comunidades.

Noticias relacionadas