La Junta aún "no tiene conocimiento oficial" de la petición de Zona de Afluencia Turística de Salamanca

Las Rebajas

La administración regional cuenta con un plazo de dos meses a partir de este 1 de octubre para su tramitación si cumplen "algunos de los requisitos" lo que significaría la libertad de horarios en las grandes superficies comerciales.

El consejero de Economía y Empleo de la Junta de Castilla y León, Tomás Villanueva, ha explicado que hay un plazo de dos meses a partir de este 1 de octubre, para tramitar las declaraciones de zona de gran afluencia turística que presenten los ayuntamientos de la Comunidad y que se aprobarán "siempre que cumplan alguno de los requisitos".

  

Villanueva convocó este lunes, día en el que finaliza el período en el que los ayuntamientos pueden presentar las solicitudes de zonas de gran afluencia turística, una rueda de prensa en la que ha apuntado la posición de la Administración regional ante esta medida --que implican la liberalización total de horarios para abrir los establecimientos domingos y festivos-- y los pasos que se deben dar a partir de ahora.

  

En este sentido, ha señalado que autorizará todas las solicitudes de ayuntamientos que se ajusten a algunas de las condiciones que establece el Decreto Ley de medidas para la mejora de la competitividad, como por ejemplo las zonas que alberguen determinada concentración de plazas y alojamientos turísticos, o lugares que cuenten con bienes Patrimonio de la Humanidad, los centros culturales y deportivos que celebren eventos, o la consideración de áreas que tengan las compras como foco de atracción de los turistas.

  

Pese a que algunos ayuntamientos como los de Arroyo de la Encomienda, Valladolid y Salamanca han dado a conocer que ya han solicitado esa declaración para todo o parte de sus términos municipales, Villanueva ha afirmado que la Consejería no tiene conocimiento por el momento de las mismas, ya que se pueden presentar en cualquier registro y transcurrirán unos días hasta que estén todas en el área administrativa correspondiente.

  

En todo caso, Villanueva ha manifestado la "valoración positiva" de la Junta sobre estas medidas, pues considera que es "bueno" para el sector del comercio puesto que se da más capacidad de decisión y libertad de horarios, al tiempo que también beneficia al consumidor porque tendrán más facilidad de acceder a los establecimientos.

  

También ha subrayado que la normativa respeta la autonomía municipal, pues son los ayuntamientos las entidades encargadas de presentar las solicitudes a la Junta, algo que también resulta "idóneo" pues las administraciones locales se encargan ya del ordenamiento de la ciudad y la organización "dentro de sus competencias".

  

Pese a que no se ha referido concretamente a los casos de los centros comerciales Rio Shopping, en Arroyo de la Encomienda; y Vallsur en Valladolid capital, Villanueva ha matizado que cree "positivo" que los ayuntamientos de las grandes ciudades y de sus zonas de influencia puedan "dialogar" sobre la ubicación de las zonas comerciales, los horarios o los días de apertura de las mismas.

  

Villanueva ha defendido que la Junta "siempre ha trabajado" por la competitividad del sector comercial, en sus distintos ámbitos y ha garantizado que seguirá así en el futuro para garantizar el "relevo generacional, la cualificación del personal o la financiación".

  

Cabe recordar que el pasado mes de mayo se autorizó ya la designación de zona de gran afluencia turística para los cascos históricos de Ávila y Valladolid y el municipio de Arévalo mientras se celebra en el mismo la exposición 'Credo' de Las Edades del Hombre, aunque el consejero ha apuntado que todavía no hay datos suficientes para valorar estos primeros meses.

Noticias relacionadas