La Junta apuesta por el campo de Salamanca con 106 millones para infraestructuras y regadíos

La consejera de Agricultura, Milagros Marcos, ha presentado en Salamanca el nuevo Mapa de Infraestructuras Agrarias, con actuaciones en casi 55.000 hectáreas, que llegarán a 1.230 explotaciones.

Lograr más rentabilidad en las explotaciones de los agricultores y ganaderos, su competitividad, su renta agraria y fijar población en el mundo rural son solo algunos de los objetivos que la Junta de Castilla y León ha diseñado para los profesionales de la provincia de Salamanca.

 

Al menos eso es lo que ha indicado la consejera de Agricultura, Milagros Marcos, en su visita a Salamanca para presentar el Mapa de Infraestructuras Agrarias, que contempla actuaciones en la provincia con una inversión de 106 millones de euros con el fin de seguir con el proceso "ordenado y transparente" de las concentraciones parcelarias y la modernización de regadíos, que afectará a cerca de 55.000 hectáreas y 1.230 explotaciones agroganaderas.

 

"Con este nuevo proyecto, que tendrá vigencia hasta el año 2023, la Junta pretende facilitar la labor de los profesionales en el mundo rural, mejorar sus condiciones de vida y contribuir a la sostenibilidad y al medio ambiente", destacó Marcos.

 

(Foto: De la Peña)

 

De la inversión total, casi 18,5 millones de euros se destinarán a la adecuación de caminos y accesos en más de 47.000 hectáreas de zona de concentración parcelaria en Cerezal de Peñahorcada, Villasbuenas, La Cabeza de Béjar, Sobradillo, Hinojosa de Duero, El Tejado, Vilvestre, Cilleros de la Bastida y La Bastida y Casablanca de Arriba, obras ya finalizadas en Ahigal de los Aceiteros, Cantalpino, Bogajo, Narros de Matalayegua, Rinconada de la Sierra, Pereña y Navarredonda de la Rinconada.

 

Con este nuevo plan, además de favorecer al medio ambiente por la apuesta por el regadío, Milagros Marcos ha indicado que "este hecho provoca que usen menos fertilizantes, ayudando al bolsillo del agricultor y optimizando beneficios en una hectárea de regadío, en la que se obtiene el triple de beneficio", concluyó.

 

OBRAS FINALIZADAS Y PREVISTAS

 

Así, la Junta de Castilla y León ha finalizado las siguientes obras de concentración: Ahigal de los Aceiteros, Cantalpino, Bogajo, Narros de Matalayegua, Rinconada de la Sierra, Pereña y Navarredonda de la Rinconada, con una superficie de 15.165 hectáreas y más de 3,1 millones de euros.

 

Las obras previstas alcanzan una superficie de 30.534 hectáreas y una inversión de 14,1 millones, en: Cerezal de Peñahorcada, Villasbuenas, La Cabeza de Béjar, Sobradillo, Hinojosa de Duero, El Tejado, Vilvestre, Cilleros de la Bastida y La Bastida y Casablanca de Arriba.

 

Y las obras en ejecución se ubican en Cerezal de Peñahorcada, con 2.030 hectáreas y 1,1 millones de inversión.