La Junta aprueba dos nuevas vías para trabajar como gerocultor y cuidador

Residentes homenajeados. Foto: Javier Martín.

La Junta de Castilla y León ha creado una habilitación excepcional, que acredita para trabajar en el ámbito de la dependencia a aquellas personas que demuestren experiencia o formación suficiente, aunque no dispongan de una titulación académica específica

El Bocyl publica hoy la Orden por la que se regula el procedimiento de obtención de las habilitaciones para profesionales pertenecientes a las categorías de auxiliar de ayuda a domicilio, gerocultor y cuidador en el ámbito de la Comunidad de Castilla y León. La Junta de Castilla y León ha publicado publicado una orden en la que se aprueban dos nuevas vías de habilitación laboral.

Habilitación excepcional

La Junta de Castilla y León ha creado una habilitación excepcional, que acredita para trabajar en el ámbito de la dependencia a aquellas personas que demuestren experiencia o formación suficiente, aunque no dispongan de una titulación académica específica. Se crea para las personas cuidadoras, gerocultoras o auxiliares de ayuda a domicilio que, a 31 de diciembre de 2017, acrediten esta experiencia de al menos tres años, con un mínimo de 2.000 horas trabajadas en los últimos doce años en la categoría profesional correspondiente o que, sin alcanzar el mínimo de experiencia exigida, hubieran trabajado y tengan un mínimo de 300 horas de formación relacionada con las competencias profesionales que se quieran acreditar en el mismo periodo.

Habilitación provisional

En segundo lugar, con el objetivo de garantizar la estabilidad en el empleo, se crea también una habilitación provisional para aquellas personas que, a 31 de diciembre de 2017, hubieran trabajado con anterioridad a esa fecha y sin haber alcanzado los requisitos para la habilitación excepcional. Estas personas se comprometerán, mediante declaración responsable, a participar en los procesos de evaluación y acreditación de la experiencia laboral que se realicen desde el ámbito estatal o autonómico o a realizar la formación vinculada a los correspondientes certificados de profesionalidad o títulos de formación profesional, a partir de la publicación de este Acuerdo y hasta el 31 diciembre de 2022.

 

Castilla y León es la Comunidad que, en términos relativos, más empleo tiene vinculado a la dependencia, más de 24.000 personas, por lo que el nuevo proceso de habilitación profesional se hacía necesario para garantizar los servicios que Castilla y León viene ofreciendo en materia de dependencia.

 

A partir de mañana, los interesados podrán solicitar la habilitación, tanto la excepcional como la provisional. Tanto en la habilitación excepcional como en la provisional, una vez obtenida la habilitación en las diferentes categorías, tendrá validez en todo el territorio del Estado hasta el 31 de diciembre de 2022.

 

Por lo que respecta a la habilitación provisional, los departamentos de las administraciones autonómicas competentes identificarán nominalmente y por categoría profesional a las que personas que la hubiesen solicitado y remitirán al IMSERSO esa relación, con el objeto de coordinar y promover ante las administraciones competentes las actuaciones necesarias para la obtención de los certificados de profesionalidad de aquellos trabajadores que no dispongan de ellos.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: