La Jefatura de la Policía Local de Salamanca, objetivo del yihadista detenido en Parla

Jefatura de la Policía Local de Salamanca

Planeaba atentar con coche bomba y disponía ya de las coordenadas geográficas de la zona

Salamanca se ha convertido en objetivo del yihadista detenido en Parla hace unos días. En concreto, y según ha informado el periódico La Razón, el objetivo serían las instalaciones de la Jefatura de la Policía Local de Salamanca.

 

De esta forma, de la información incautada tras la detención, el yihadista disponía de detalladas localizaciones para atentar con coche bomba, así como las coordenadas geográficas de la zona. Unas localizaciones que incluían, según publica La Razón, las instalaciones de la Policía Local de Salamanca y otras zonas similares como la Comandancia de la Guardia Civil en Sevilla o el cuartel de la Guardia Real de El Pardo.

 

Asimismo, según han informado a Europa Press fuentes jurídicas y de la investigación, además de apuntes sobre cargos públicos, el sospechoso también tenía listados de lugares situados en distintas ciudades españolas, si bien no se le ha encontrado de momento ningún plan detallado para atentar y no hay constancia de que se haya desplazado a ninguna de ellas.

 

Todas las anotaciones fueron encontradas en el registro del domicilio del sospechoso, donde además los agentes de la Policía Nacional encargados del caso se incautaron de siete terabytes de archivos informáticos que están pendientes de analizar. Durante el registro al domicilio, los agentes también hallaron gran número de precursores químicos, entre ellos nitrato de amonio, así como peróxido de hidrógeno y metiletilcetona (MEK); elementos clave en la confección del denominado TATP o 'madre de Satán', el explosivo más utilizado por los yihadistas y empleado por los terroristas de los atentados de Barcelona y Cambrils.

 

Además de los siete terabytes de archivos informáticos, los investigadores se incautaron de teléfonos móviles manipulados, relojes modificados susceptibles de ser utilizados como temporizadores, una funda de chaleco antibala y una placa con balines adheridos a modo de metralla. Los agentes hallaron manuales manuscritos y 'croquis' sobre los pasos a seguir para la confección de artefactos explosivos improvisados.

Comentarios

PL 10/10/2019 08:58 #1
Pues lo tenían fácil,con un funcionario de segunda actividad,sin arma ni ningún dispositivo de protección,cualquier tonto,sea yihadista o no,podía pasearse a su bola,pero lo grave de esto,es que era sabido y consentido por el Gran Jefe,El amado líder,el supremo mamporrero,Don JM.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: