La Isla del Soto, polo atrayente para amantes de la naturaleza y el deporte

Isla del Soto en Santa Marta (Foto: Archivo)

Para acceder, los interesados pueden hacerlo desde Santa Marta de Tormes o desde la ciudad de Salamanca, a la altura de La Aldehuela, a través de un puente de reciente construcción para peatones y bicicletas.

La Isla del Soto, en el término municipal de Santa Marta de Tormes y muy próxima a la ciudad de Salamanca, ha pasado en los últimos años de ser un lugar abandonado a ser un polo atrayente para los amantes de la naturaleza y el deporte.

 

Este espacio, a orillas del Tormes, permite disfrutar de senderos, en los que es habitual ver a gente corriendo o paseando, y también de pequeñas zonas para pararse, mirar y disfrutar del transcurrir del río.

 

Además, con el propósito de dar singularidad a la isla, Santa Marta de Tormes ha incorporado alicientes para visitar la zona y para sorprenderse como unos grandes lápices hechos con troncos de madera o macetas con una altura superior a las de las personas.

 

Así, estos recursos decorativos de gran tamaño permiten también inmortalizar la visita con fotografías, en las que también pueden dejar constancia del lugar, pues están colocadas también letras de colores con el nombre del municipio.

 

Para acceder, los interesados pueden hacerlo desde Santa Marta de Tormes o desde la ciudad de Salamanca, a la altura de La Aldehuela, a través de un puente de reciente construcción para peatones y bicicletas.

Comentarios

Fausto Oria 22/09/2020 13:39 #3
Estoy en desacuerdo con la opinión del periodista y del comentario de Elio Antonio, tampoco puede decirse que la isla esté mejor ahora para hacer deporte. El lugar es bueno para correr y andar, puesto que otros deportes son dífíciles de practicar en este lugar rodeado por el río. Los caminos antes eran más blandos al ser de tierra "natural" sin compactar, y con irregularidades de trazado y desniveles, por lo tanto, para mejores correr cross o hacer senderismo que es lo que nos gusta a un montón de gente.
mariluz 21/09/2020 10:59 #2
Cada día una ocurrencia, por lo menos.
Elio Antonio 21/09/2020 08:37 #1
para hacer deporte, sí, vale, se puede correr pero tenía mucho más interés natural antes. Se han dejado muchos espacios vacíos, sin árboles y con las orillas del río demasiado alteradas por querer controlar la vegetación. La Naturaleza no es así, a veces es caótica e incómoda, pero no queremos reconocerlo, la adaptamos a nuestros prejuicios y así nos va. Antes había muchos más pájaros y plantas interesantes que han sido eliminadas.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: