La Isabel I recuerda el 20 aniversario de la declaración de Atapuerca como Patrimonio de la Humanidad
Cyl dots mini

La Isabel I recuerda el 20 aniversario de la declaración de Atapuerca como Patrimonio de la Humanidad

Visita a Atapuerca. UNIVERSIDAD ISABEL I

Marcos Terradillos, director del Máster en Divulgación Científica de la Universidad Isabel I, reivindica el 20 aniversario de la Declaración de Patrimonio de la Humanidad de Atapuerca.

El vigésimo aniversario de la Declaración de Patrimonio de la Humanidad de Atapuerca se suma al décimo aniversario del Museo de la Evolución Humana, al cuadragésimo del Proyecto Atapuerca (2018) y al vigésimo de la Fundación Atapuerca (2019). En este sentido, Marcos Terradillos, director del Máster en Divulgación Científica de la Universidad Isabel I, ha apuntado que el Proyecto Atapuerca se ha convertido en los últimos años, en un "referente a nivel internacional en el campo de la prehistoria y evolución humana" y en el de "divulgación científica".

 

En 1978 comenzó el equipo actual a trabajar en toda una serie de yacimientos en la Sierra de Atapuerca y desde ese momento "han sido muchos y muy importantes los hallazgos producidos en estos yacimientos”, señala también Terradillos.

 

En la actualidad se está excavando en nueve diferentes yacimientos: Gran Dolina, Galería, Sima del Elefante, Sima de los Huesos, La Paredeja, Mirador, Portalón de Cueva Mayor, Galería de las Estatuas y Cueva Fantasma; pero se conocen más de cien lugares arqueológicos en el entorno de la Sierra. 

 

A partir de estos yacimientos se ha podido estudiar cómo eran los seres humanos, los animales, la tecnología y el medio ambiente a lo largo de más de un millón de años. “Estos yacimientos han aportado restos de cinco especies diferentes de homínidos (la filogenia humana europea al completo): homo sapiens en la Sima del Elefante, homo antecessor en Gran Dolina, los preneandertales en la Sima de los Huesos y Galería, neandertales en Galería de las Estatuas y Cueva Fantasma y homo sapiens en el Portalón de Cueva Mayor y Mirador. Además, uno de estos homínidos es el más antiguo de Europa, el homo sapiens de la Sima del Elefante, con aproximadamente 1,2 millones de años”, matiza Marcos Terradillos.

 

Terradillos, experto en los Yacimientos de Atapuerca, añade que “junto a los grandes descubrimientos y publicaciones científicas, uno de los méritos más importantes del Proyecto Atapuerca ha radicado en la capacidad de divulgar todos estos hallazgos científicos, lo que ha permitido que Atapuerca sea conocido no solo por científicos y eruditos, sino por la ciudadanía en general”.

 

En el año 2000, coincidiendo con esta declaración de los Yacimientos de la Sierra de Atapuerca como integrantes de la lista del Patrimonio Mundial, se comenzó a planificar el Complejo de la Evolución Humana. Para el diseño de este complejo se convocó un concurso internacional donde participaron arquitectos de la talla de: Jean Nouvell, Arata Isozaki o Juan Navarro Baldeweg, entre otros. “Este complejo, inaugurado en 2010, ha revolucionado la arquitectura, la museografía y la imagen de una ciudad como Burgos”, explica Marcos Terradillos.

 

En la actualidad, Atapuerca cuenta con numerosas infraestructuras divulgativas, que movilizan cada año aproximadamente 450.000 visitas (los propios Yacimientos de la Trinchera del Ferrocarril, el Centro de Acceso a los Yacimientos, el Centro de Arqueología Experimental y el Museo de la Evolución Humana, como los más importantes).

 

“Y no debemos olvidarnos de la implicación de la población local en este proceso de socialización de los descubrimientos”, concluye Marcos Terradillos. Este proceso fue esencial para concienciar a los habitantes del territorio de la singularidad y exclusividad de estos yacimientos. El fenómeno asociativo surgido con el apoyo del Equipo de Investigación de Atapuerca se encargó de gestionar las visitas hasta el año 2003.