La investigadora Ainhoa Martínez y su proyecto para que los cultivos sean más resistentes a las plagas

La finalidad última del proyecto de esta investigadora de Salamanca es optimizar el uso de microrganismos beneficiosos para la plantas en estrategias de producción agrícola sostenible.

El alcalde, Carlos García Carbayo, ha visitado a Ainhoa Martínez, una de las investigadoras que forman parte del programa de Atracción del Talento puesto en marcha por el Ayuntamiento de Salamanca. Un proyecto pionero en España que está posibilitando que en la ciudad se trabaje en líneas de investigación emergentes e impulsando la industria vinculada al talento y al conocimiento en Salamanca.

 

El regidor municipal ha puesto en valor el trabajo que está desarrollando Ainhoa Martínez y ha destacado que gracias al programa de atracción del talento se ha podido incorporar, además, a una persona más a su equipo de investigación, el doctor Iván Fernández López, procedente del Centro de Investigación del Medio Ambiente de Alemania.

 

Del mismo modo, Carlos García Carbayo ha agradecido la implicación de la Universidad de Salamanca y del Instituto de Recursos Naturales y Agrobiología de Salamanca (IRNASA), para que este programa sea un éxito, que además se extenderá a la Formación Profesional.

 

Ainhoa es de Murcia y su área de investigación es la “Agricultura y las Ciencias Biológicas”. Hasta el pasado 1 de febrero, fecha en la que se incorporó al proyecto de Atracción del Talento, desarrollaba su labor profesional en el Centro alemán para la investigación de la Biodiversidad en Leipzig (Alemania). El proyecto que presentó al programa consiste en el estudio de redes que regulan las interacciones entre plantas, microbios e insectos para predecir el comportamiento de los agentes de control biológico en los ecosistemas agrarios. Su objetivo radica en el estudio y conocimiento de cómo los microbios afectan el sistema defensivo de las plantas contra las plagas.

 

El departamento en el que realiza su proyecto de investigación es el Instituto de Recursos Naturales y Agrobiología de Salamanca (IRNASA), un Instituto propio del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) que realiza una investigación multidisciplinar para los cultivos agrarios y sus productos, la conservación ambiental y la sanidad de la ganadería.

 

Tal como ella misma explica, “la humanidad se enfrenta al enorme desafío de aumentar la producción agrícola, al mismo tiempo que necesita disminuir la huella ecológica, en un clima cambiante. Los métodos actuales de producción agrícola, por ejemplo, el uso inadecuado de pesticidas y fertilizantes químicos, crean una larga lista de problemas tanto ambientales como en la salud humana. A pesar de todas estas medidas de protección de los cultivos, las pérdidas agrícolas se estiman en un 25-40% para los principales cultivos alimentarios y comerciales de todo el mundo, representando una pérdida total anual de más de 450.000 millones de euros. Por lo tanto, para mantener el aumento de la producción de cultivos, necesario para satisfacer las demandas de una población humana en crecimiento, es necesario desarrollar estrategias novedosas, lo que impone un gran desafío a la comunidad de investigación en ciencias de las plantas”.

 

Además de los organismos perjudiciales, las plantas también poseen una vasta comunidad de microbios beneficiosos que les proporciona funciones esenciales relacionadas con la adquisición de nutrientes y la protección contra las infecciones. Estos microbios beneficiosos de plantas representan una contribución prometedora a las estrategias de manejo sostenible de plagas y enfermedades de los cultivos. Si bien la investigación sobre la microbiota humana está en auge, se ha prestado menos atención a la microbiota de las plantas.

 

En su proyecto, investiga cómo la microbiota de las plantas estimula el sistema inmune vegetal, haciendo a los cultivos más resistentes frente a las plagas. La finalidad última de su proyecto es optimizar el uso de estos microrganismos en estrategias de producción agrícola sostenible, permitiendo así una reducción del uso de pesticidas químicos en la agricultura. “Con esta investigación, pretendo contribuir a grandes retos que enfrenta la sociedad como la seguridad alimentaria y la agricultura sostenible” ha explicado Ainhoa.

 

Ya ha realizado un primer experimento en las instalaciones del IRNASA con plantas de tomate. “En este experimento, hemos aplicado microbios beneficiosos a las raíces de las plantas y, tras infectarlas con insectos plaga, estamos estudiando cómo los microbios impactan en la capacidad defensiva de las plantas. Tras este primer experimento, estamos estableciendo un segundo ensayo en el que vamos a analizar en detalle cómo los microbios beneficios afectan a las redes de regulación del sistema inmune vegetal. Para ello vamos a analizar el sistema inmune de plantas de tomate desde tiempos muy cortos tras la infección (minutos), hasta tiempos más largos (días) mediante técnicas de última generación, muy costosas y que además requieren de personal muy cualificado, pero gracias al programa de Atracción de Talento podemos llevarlas cabo”, ha explicado Ainhoa Martínez.

 

Dentro de su proyecto tiene previsto hacer dos estudios en campo, uno en la finca experimental Muñovela y otro en Almería, en los que va a aplicar estos microbios en condiciones comerciales de producción agrícola. En estos experimentos, además de estudiar el impacto de los microbios frente a plagas y enfermedades, quieren llegar a producción de fruto. Según ha explicado Ainhoa, “combinando los experimentos en cámaras en condiciones controladas y en campo en condiciones comerciales nos permitirá tener una visión detallada y realista del potencial de estos microbios para el manejo de plagas y enfermedades de plantas hortícolas, así como de los principales mecanismos de defensa que regulan estos procesos”.

 

Ainhoa Martínez

 

Defendió su Tesis Doctoral en el año 2010, en el grupo de Sostenibilidad de Sistemas Suelo-Planta, en el Centro de Edafología y Biología aplicada del Segura, (CEBAS)-CSIC. Su investigación se centró en el estudio de los microbios beneficiosos de suelo para su uso como control biológico de enfermedades de los cultivos.

 

Tras finalizar su Tesis Doctoral, quiso profundizar más en los principales mecanismos de acción por los que estos microbios beneficiosos estimulan el sistema inmune de las plantas, aumentando así la resistencia de las plantas frente a plagas y enfermedades. Para investigar esto, se incorporó con un contrato postdoctoral en uno de los grupos pioneros a nivel internacional en protección de cultivos mediante microbios beneficiosos del suelo, en la Estación Experimental el Zaidín-CSIC, en Granada.

 

En 2012 consiguió una beca Europea Marie Curie para unirse a un grupo pionero a nivel internacional en la inducción de resistencia por microbios beneficiosos, en la Universidad de Utrecht, en Holanda. Durante su periodo Postdoctoral como Marie-Curie, continuó desarrollando sus investigaciones sobre los mecanismos moleculares por los que los microbios beneficiosos potencian el sistema inmune de las plantas frente a plagas y enfermedades importantes en la agricultura.

 

En el año 2015 se incorporó como Líder de Proyecto en el iDiv, en Leipzig, Alemania. Allí comenzó una nueva línea de investigación sobre las interacciones múltiples entre plantas, microbios e insectos. Mediante el uso de tecnologías “omicas” de última generación tuvo la oportunidad de estudiar el impacto de los microbios beneficiosos en las interacciones entre plantas e insectos a un mayor nivel de complejidad.

 

Su actividad investigadora ha sido constantemente financiada por proyectos europeos, nacionales y regionales, en muchos de los cuales ha sido investigadora principal. Además, ha dado lugar a la publicación de múltiples artículos en revistas científicas de reconocimiento internacional, a la publicación de diversos capítulos de libros y a la invitación como conferenciante en congresos de prestigio internacional.

 

Además, ha participado en múltiples actividades relacionadas con la transferencia de tecnología, incluyendo la participación en proyectos con empresas del sector agrícola, el desarrollo de patentes y actividades de consultoría para empresas nacionales e internacionales del sector agrícola. También está continuamente involucrada en la formación de jóvenes investigadores a nivel internacional. Ha dirigido varias Tesis Doctorales, múltiples Tesis de Maestría y ha supervisado múltiples estudiantes internacionales que han venido a hacer estancias de investigación en sus equipos. También ha llevado a cabo actividades de docencia en cursos de Grado y en programas de Máster y está involucrada en múltiples actividades de divulgación científica a Nivel Europeo.

 

Desde el pasado 1 de febrero forma parte del Programa de Atracción del Talento puesto en marcha por el Ayuntamiento de Salamanca, en colaboración con la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología, la Universidad de Salamanca y el CSIC.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: