La intrahistoria de la toma de posesión del obispo: guiños a los santos de Salamanca y el recuerdo más buscado por los asistentes
Cyl dots mini

La intrahistoria de la toma de posesión del obispo: guiños a los santos de Salamanca y el recuerdo más buscado por los asistentes

José Luis Retana (derecha) recoge el báculo de obispo de Salamanca. (Foto: Ical)

Tras 18 años en el cargo, Carlos López dejó el domingo su puesto a José Luis Retana, en una ceremonia salpicada de anécdotas.

La última vez que Salamanca cambió de obispo éramos todos 18 años más jóvenes. El domingo, Carlos López dio un paso al costado y José Luis Retana ocupó el puesto de máximo responsable de la diócesis salmantina, al alimón con la mirobrigense. Para los libros quedarán las fechas, los discursos y las imágenes, pero detrás de éstas hay algunas anécdotas e intrahistorias.

 

Por ejemplo, los corrillos antes de la ceremonia, con los representantes del Consistorio de Plasencia, donde ejercía su ministerio José Luis Retana, charlando con los salmantinos y hablando (bien) de su trato cotidiano con prelado. La delegación extremeña contaba maravillas del obispo, tanto los políticos como los miembros de la diócesis que se acercaron a Salamanca, aunque varios placentinos se 'mosquearon' en algún momento puntual porque les ubicaron justo detrás de la zona reservada para las cámaras y los fotógrafos y cuando éstos se ponían de pie les tapaban la visión. Los familiares directos del prelado, sentados junto al altar, fueron los que más se emocionaron durante la tarde del domingo.

 

 

Avanzada la ceremonia, José Luis Retana pronunció su primer homilia como obispo de Salamanca y citó a Juan Bautista como "espejo" para el comienzo de su labor, aunque también hizo mención a que el Bautista acabó martirizado y decapitado y confesó, a modo de broma, que esperaba no terminar como él. También declaró que ponía su ministerio pastoral bajo la protección de San Juan de Sahagún y Santa Teresa de Jesús. Al final de la celebración realizó una bendición especial al pueblo, recogida en el ceremonial de los obispos, y se cantó el himno a Santa María de la Vega, patrona de Salamanca. Era la despedida y cierre del acto protocolario, dedicada a la 'reina' de la ciudad.

 

El momento más 'humano' llegó poco después. José Luis Retana paseó por toda la Catedral, prácticamente llena con más de un millar de fieles, saludando, agradeciendo su presencia en el tempo y bendiciendo a todo el que se lo pedía, entre ellos varios niños y personas mayores. Antes de abandonar la seo, rumbo a sus hogares, los asistentes aprovecharon para hacer algo de turismo por las capillas y tratar de conseguir alguno de los vistosos programas de la ceremonia con información sobre el nuevo obispo, la historia de la Diócesis e incluso las partituras de la música tocada durante la tarde. Un recuerdo más de la llegada del nuevo obispo.

Comentarios

agnus mutis 12/01/2022 00:57 #3
¿A qué "hogar" le habrán destinado? El "Palacio Episcopal", está en obras, la "Casa de los Niños del Coro", ocupada por el anterior obispo. ¿tal vez la residencia de "curas jubilados", sita tras los "dominicos"?. Ésta última, reformada por el Obispo "Braulio", actual arzobispo de Toledo, tras la "venta" del "cementerio católico" a los "constructores", por 450 millones de pts.
ERNEST 11/01/2022 09:10 #2
IROS A LA MIERDA CON VUESTRAS ACTUACIONES.ESPAÑA LAICA Y PUNTO
Salmantina 11/01/2022 01:21 #1
Hubo otro detalle muy curioso: al final de la ceremonia recorrieron la catedral saludando a los presentes los tres obispos de Salamanca de los últimos años: Mons. Braulio Rodríguez Plaza (obispo de Salamanca de 1995 a 2002), Mons. Carlos López (obispo de Salamanca de 2003 a 2021) y el nuevo Mons. José Luis Retana.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: