"La industria farmacéutica ha perdido el norte a la hora de fijar los precios de medicamentos innovadores"

José Carlos Gómez Sánchez, director médico del hospital de Salamanca, ha puesto como ejemplo los medicamentos que se compran en el hospital para enfermedades raras. Algunos de ellos pueden alcanzar un precio de entre 300.000 y 500.000 euros, y no de todos ellos se obtienen los resultados esperados. 

José Carlos Gómez Sánchez, director médico del hospital de Salamanca (Foto: T. Navarro)

José Carlos Gómez Sánchez es el nuevo director médico del hospital de Salamanca tras la jubilación el pasado mes de noviembre del doctor Gonzalo Varela. Toma su testigo con gran "ilusión" más aun ante el inminente traslado al nuevo hospital. Su mayor reto es que "el paciente esté en el centro y todo gire en torno a él". 

 

Gómez ha dado a conocer el enorme gasto que el Complejo Asistencial hace en medicamentos. Asegura que el pasado año fueron unos 56 millones de euros. A su parecer la industria farmacéutica "ha perdido el norte" ya que asegura que cobran "a precios muy altos" los medicamentos innovadores que fabrican, y que "en ocasiones no dan los rendimientos esperados para el paciente".

 

Pone como ejemplo los fármacos para enfermedades raras"una medicina para un paciente de este tipo puede valer entre 300.000 y 500.000 euros, por lo que estaríamos utilizando millones del presupuesto que podrían servir para tratar otras muchas enfermedades si los precios impuestos no fueran desorbitados". 

 

Cree que la industria farmacéutica está "sometiendo a una presión brutal" al sistema público de salud, es por ello, que ya han propuesto una comisión en Castilla y León que posicione los medicamentos, ahora "sólo falta tener suerte y que se apruebe".

 

-Lleva varios meses en este puesto, ¿este cargo es un privilegio o un yugo?

-"Antes de ser director médico fui subdirector, con lo cual, muchas cosas ya se comparten y ya las entendía. Un yugo no, es algo que hace ilusión sobre todo por la situación particular del hospital. En este momento está en una situación vital, estamos preparando un cambio para un traslado, lo que implica mucho trabajo y preocupación, pero también mucha ilusión". 

 

-¿Cuál es la labor de un director médico?

-"La función de un director sobre todo es la de intentar ayudar en la coordinación y facilitación entre todos los médicos porque los pacientes van a distintos servicios y requieren  mucha atención. Entonces hay que intentar que todo esté lo más coordinado posible. Además, tenemos que hacerlo en coordinación con la dirección de enfermería y con la parte de la gestión, logística y economía, por encima de todo esto estaría la de la gerente, Cristina Granados. Luego dentro de la dirección médica tenemos en este momento tres subdirectores, uno dedicado a los servicios médicos (medicina interna, cardiología...), servicios quirúrgicos y otra que se dedica en exclusiva al nuevo hospital".

 

-¿Dónde le gustaría que estuviera el hospital dentro de unos años?

-"Me gustaría que fuera un hospital que tiene siempre al paciente en el centro, en el que todo la organización del hospital gire en torno a las necesidades del paciente, no entorno a las necesidades de los profesionales. También que sea un hospital de excelencia y en el caso de Salamanca, un hospital en el que esté presente la innovación".

 

-¿Sería la calidad el estándar más importante en este camino?

-"La innovación es un elemento que te ayuda mucho a la calidad pero no hace falta. Calidad es hacer las cosas bien, los profesionales a veces quieren hacer demasiado, hay que centrarse en hacerlo mejor".

 

-¿Cómo cree que debería ser un hospital universitario para alcanzar la excelencia?

-"Salamanca es un hospital que proporciona una atención de alta calidad, evidentemente, siempre hay cosas que mejorar y nosotros lo sabemos cómo cualquier otro hospital de España o del mundo, siempre se puede mejorar pero ahora se presta una atención donde se busca el máximo. Quizás deberíamos aprovechar más el nuevo hospital para que sea más fluida, para que los pasos por los que pasa un paciente entre distintos profesionales sean más fluidos y no se pierdan, como es el caso de un proyecto que hay ahora que se llama 'No hacer', medicina basada en valor, es decir que todo los que hagamos sean cosas que aporten salud al paciente, que no hagamos cosas que si no se hubiesen hecho tampoco se hubiera perdido salud". 

 

-¿Podría poner algún ejemplo?

-Si claro, si hay una prueba diagnóstica que la probabilidad de que aporte algo es mínima y la pedimos lo único que estamos haciendo es dilatar el proceso de esa persona haciéndole que desespere más tiempo, y además bloqueando a otra que a lo mejor sí que necesitaba esa prueba diagnóstica, hay que evitar engancharse con cosas que no nos están aportando nada".

 

-¿Hay alguna forma de informar a los profesionales para que esto no ocurra?

-"Lo más útil son los propios profesionales, ellos son los que han elegido las recomendaciones de cosas a no hacer. Un buen ejemplo que puedo poner es el de pedir una resonancia para un dolor lumbar sin signos de alarma, si pedimos a todas las personas con dolor lumbar agudo una prueba así... bloqueamos a los que de verdad lo necesitan, ésta es una recomendación de los propios profesionales". 

 

-El hospital de Salamanca es muy hermético, no tiene redes sociales ¿han pensado cambiarlo?

-"Se ha planteado en más de una ocasión pero no depende solo de nosotros hay unas líneas en cuanto a la comunicación marcadas desde servicios centrales y nosotros nos adaptamos a ello. Creo que es como todas las herramientas, depende de cómo se usen. Para el nuevo hospital me parece que sería especialmente útil tener canales de información rápidos e inmediatos ya que todos tenemos que aprendernos a mover por él". 

 

-¿Cuál es la preocupación por las enormes listas de espera del hospital?

-"Las listas de espera nos preocupan siempre. Nosotros somos los primeros que queremos que las personas no tengan dificultades de acceso. Me preocupa que todas estas cosas se estén mirando de forma desenfocada. Estamos tan concentrados en un único número que se están perdiendo de vista muchas otras cosas. No sólo es la lista de espera... es el porqué de esa lista de espera y que tipos e enfermo están en dichas listas. Salamanca es un hospital de nivel 4 en lo que se refiere a complejidad y además recibe enfermos de muchas áreas sanitarias, no sólo de Zamora y Ávila que son sus áreas de referencia, también de otras. Estos enfermos de toda la Comunidad, después de ser vistos necesitan procedimientos quirúrgicos que lógicamente, ocupan tiempos de quirófano y por tanto las patologías más sencillas quedan más acumuladas que en otros hospitales".

 

-¿Preocupa el gasto farmacológico del hospital?

-"Muchísimo. Cuando se plantean los debates de la magnitud de los recursos que tiene la sanidad siempre se olvida esta parte. En el tiempo que yo he estado aquí, los recursos han ido creciendo, poco el presupuesto va creciendo, el problema es que la tensión la introduce que lo que cuesta la sanidad crece mucho más rápido y ese crecimiento está determinado en parte por el gasto farmacéutico. La industria farmacéutica ha perdido el norte en lo que se refiere a los precios porque no se justifica con el gasto que se necesita para el desarrollo de esos fármacos, no se justifican con sus ganancias en sus cuentas de resultados y están sometiendo a una presión brutal al sistema público de salud".

 

    José Carlos Gómez, director médico del hospital (Foto: T. Navarro)

 

-¿Qué trae consigo este problema?

"El problema es doble: primero los precios son muy caros y si lo que hace el fármaco lo merece pues no hay discusión posible, el problema es cuando se ponen precios altos a fármacos que lo que han demostrado son beneficios pequeños o marginales y ahí hay una tensión que la sociedad tiene que ser consciente, si ponemos muchísimo dinero en algún sitio lo estás quitando. O bien dentro del presupuesto de sanidad o a lo mejor de otros sectores como educación, infraestructuras... alguien lo sufre. La idea es que los que lo sufran lo hagan menos que el que lo gana, pero si encima el que gana, gana poco no aportamos valor. Nuestro gasto el pasado año fue de 56 millones, sólo el del hospital, el del área de salud fue mucho mayor y cada año crece de forma exponencial". 

 

-¿Podría poner un ejemplo de alguno de esos fármacos que no aporte los beneficios suficientes para el paciente y tenga un precio excesivo?

-"Hay casos y casos, por ejemplo un mismo medicamento para un tipo tumor va y produce un claro beneficio y en otro estadio de ese mismo tumor no se experimenta un beneficio. Luego están los medicamentos para las enfermedades raras, están viniendo con precios brutales, hablo de 300.000 y 500.000 euros por paciente, es decir, que con cuatro pacientes podríamos estar ya dejando de tener dos millones para otra cosa". 

 

-¿Qué solución habría para este problema?

-"Que Castilla y León tuviera una comisión como en otras comunidades para posicionar los medicamentos, ya está propuesto, sólo falta tener suerte y que se cree". 

Comentarios

Laura 02/03/2018 20:18 #10
¡Qué tristeza me da leer estas declaraciones! Sobre todo porque tuve la suerte que este doctor me atendiera cuando trabajaba en Zamora. Mi vida ha sido un peregrinaje continuo de médicos, comunidades y hospitales que se pasaban la "patata caliente" ( o sea, yo) o, dicho de un modo más coloquial "el marrón" de unos a otros sin aportarme ninguna solución. En este doctor encontré por fin la cercanía y la ayuda que llevaba buscando AÑOS. Por eso me duele leer que lo mire todo en efectos de rentabilidad. La sanidad, como otros servicios como la educación, no debe mirarse en términos de rentabilidad (porque no lo son). Pero lo que no deben hacer nunca es dejar abandonados a su suerte a las personas que más lo necesitan y que no desperdician esos servicios públicos. Me da la sensación que el doctor Jose Carlos Gómez ha olvidado esa cercanía y empatía que tenía para verlo todo desde el punto de vista de un político. ¡Qué triste porque nunca pensé que alguien como él pudiera cambiar de esa forma!.Me lo habían comentado, lo había leído pero me negaba a creer que eso fuera así. Y mira por donde, estaban en lo cierto.
José Luis 26/02/2018 20:01 #9
Yo tengo un hijo con una enfermedad rara y es una pasada hasta que no ste pasa no sabés lo que es,mi hijo tiene 9 años y si no le dan ese medicamento caro a los 12 en silla de ruedas y a los 27 le entierro ese medicamento caro me da ciertas esperanzas
ciclo vital 26/02/2018 18:50 #8
La salud no tiene precio , pero tiene un coste . El generar expectativas mèdicas y polìticas excesivas de salud es ruinoso para el conjunto de la sociedad .
saluz para todos/as 26/02/2018 18:44 #7
Pues mientras se los pagueis , esos fabricantes de medicamentos " innovadores " tan contentos
trabajador. 26/02/2018 10:47 #6
a este director medico lo ha elegido bien la cupula, solo piensa en el ahorro con recortes en pruebas diagnosticas, pone algunos ejemplos que son pura demagogia.a la privada a No Hacer.
Nuestra salud, su negocio. 26/02/2018 10:31 #5
Esto es lo que ocurre cuando, montamos negocios privados, con servicios públicos. Sus prioridades son las cuentas de resultados, no la salud de las personas. Sigamos permitiendo que monten negocios con nuestra salud, nuestra educación y nuestros servicios sociales, que ya estamos viendo el resultado. Es mas, directivos de farmacéuticas, ya salieron diciendo que, ellos no fabricaban medicamentos para los pobres, ellos los fabricaban para quien los pueda pagar. Esto es el capitalismo salvaje, ahora denominado liberalismo, o neoliberalismo, que no deja de ser, tanto tienes, tanto vales, y si te doy lo que tu te mereces, por tu trabajo, yo no me hago rico.
Ciudadano 25/02/2018 20:07 #4
Después de leer la entrevista y los análisis que hace este hombre.. Da miedo pensar! ¡En manos de quienes estamos!! Si eres creyente :reza.
Maria 25/02/2018 16:40 #3
Es una verdadera vergüenza la verdad!
Se de lo que hablo 25/02/2018 10:31 #2
PREOCUPESE DE QUE SUS COMPAÑEROS CUMPLAN EL HORARIO,Y SE PALIAREAN UN POCO LAS LISTAS DE ESPERA,DE QUE ATIENDAN MEJOR EN LAS CONSULTAS,POR EJEMPLO EN LA DE TRAUTOLOGIA Y ASI UN LARGO ETC,ETC
Pepe 25/02/2018 08:54 #1
Y si no tenemos suerte y no se crea,....... Un director médico debe tener plan A, B, C,.....y esperar a tener suerte... Que desastre...

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: