La incidencia acumulada por Covid-19 baja de 250 a siete días y la batalla está en reducir la ocupación UCI
Cyl dots mini

La incidencia acumulada por Covid-19 baja de 250 a siete días y la batalla está en reducir la ocupación UCI

Gráfico efectuado por ICAL con los datos aportados por la Junta

Tras un inicio de semana con un ligero ascenso en Castilla y León, continúa hoy, por segunda jornada consecutiva, la caída del índice reproductivo básico.

La incidencia acumulada de casos diagnosticados de COVID-19 mantiene su ritmo de descenso de los últimos días y se sitúa en 244,98 en lo referente a la última semana y en 720,82 en 14 días, frente a los 273,4 y los 794,8 del día de ayer y los 304,4 y 871,9 registrados el pasado martes, generando una bajada sostenida de en torno a 30 y 75 casos menos cada jornada.

 

Lo mismo sucede con la ocupación de camas de hospitalización en los centros sanitarios de la Comunidad por casos de COVID-19, al registrarse, en los datos facilitados hoy por la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León, un 24,59 por ciento en lo referente a planta y un 54,29 por ciento en UCI, frente al 25,8 por ciento en planta y al 55,2 por ciento en UCI de la pasada jornada y el 28,1 y 55,5 por ciento, respectivamente, del martes.

 

Por provincias, la incidencia acumulada de casos diagnosticados en los últimos 7 días mantiene a Palencia con la mayor tasa, al generar 447,85, seguida de Soria (369,02) y, ya por debajo de 300, Segovia (299,72), León (296,43), Salamanca (266,06), Valladolid (193,22), Burgos (173,07), Ávila (163,64) y Zamora (145,97). 

 

En lo referente a los casos diagnosticados a 14 días, también es la provincia de Palencia la que mantiene una tasa mayor dentro de la Comunidad, con 1.468,93, con Soria superando ligeramente el millar con 1.008,06. En continuo descenso se mantienen, ya por debajo de 900, Segovia (851,59), León (836,26), Salamanca (809,43) y Valladolid (604,25). Por debajo ya de 500 se ubican las provincias de Zamora (494,76), Ávila (482,04) y Burgos (411,86).

 

La positividad global de las pruebas diagnósticas en Castilla y León se sitúa en riesgo bajo, con un 6,24 por ciento durante la última semana, mientras que el porcentaje de casos con trazabilidad en el conjunto de la Comunidad también continúa ascendiendo hasta alcanzar el 65,82 por ciento, ubicándose también en el nivel amarillo.

 

Por último, y tras un inicio de semana con un ligero ascenso, continúa hoy, por segunda jornada consecutiva, la caída del índice reproductivo básico, que es el que determina el número de contagios que puede producir cada positivo, al situarse en el conjunto de Castilla y León en 0,66 frente al 0,68 de ayer y el 0,70 del martes. Por provincias, Burgos es la que mayor índice registra, con 0,86, mientras que el resto se encuentra ya por debajo de 0,7: Segovia y Soria (ambas con 0,69), León (0,67), Salamanca (0,66), Ávila (0,65), Valladolid (0,62), y Zamora y Palencia (0,60).

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: