La impresión 3D avanza en el hospital: 4 implantes torácicos a pacientes oncológicos desde 2015
Cyl dots mini

La impresión 3D avanza en el hospital: 4 implantes torácicos a pacientes oncológicos desde 2015

Imagen: Cedida  3Dnatives

La impresión 3D se utiliza actualmente para múltiples aplicaciones médicas tales como la creación de prótesis personalizadas o la planificación de cirugías complejas que permiten disponer de imágenes radiológicas de gran calidad para realizar simulaciones virtuales. 

La impresión 3D o "fabricación por adición" avanza en los hospitales de Castilla y León, donde ya se ha usado en los cuatro centros que utilizan esta tecnología en diferentes aplicaciones para 130 procesos de especialidades como neurocirugía, cirugía torácica, traumatología y cardiología.

 

Esta tecnología permite la creación de objetos físicos tridimensionales mediante la superposición de capas sucesivas de un material sólido a temperatura ambiente con un punto de fusión conocido y controlado por un sistema computarizado para crear dicho objeto y cuenta con un "enorme potencial" en pleno proceso de crecimiento.

 

Actualmente utilizan este tipo de herramientas los complejos asistenciales de León y Salamanca y los hospitales universitarios Clínico (cuenta con Unidad de impresión 3D) y Río Hortega de Valladolid, entre los cuales suman al menos 130 procesos en los que ha intervenido este tipo de tecnología.

 

La impresión 3D se utiliza actualmente para múltiples aplicaciones médicas tales como la creación de prótesis personalizadas o la planificación de cirugías complejas que permiten disponer de imágenes radiológicas de gran calidad para realizar simulaciones virtuales en la planificación quirúrgica, lo que reduce riesgos, pero además posibilita el tránsito de una planificación virtual a modelos tangibles.

 

A partir de las imágenes preoperatorias se consigue una reproducción de un modelo exacto anatómico, lo que permite obtener implantes personalizados según las necesidades del paciente, diseñar guías quirúrgicas facilitando la planificación y el entrenamiento de la intervención, además de incrementar el grado de satisfacción del paciente respecto a la información recibida sobre su enfermedad.

 

En la Gerencia Regional de Salud de Castilla y León la atención de pacientes mediante intervenciones en las que se ha utilizado tecnología de impresión 3D se realiza en citados hospitales y en diferentes especialidades e intervenciones mediante colaboración con empresas o también con fundaciones.

 

Complejo Asistencial de Salamanca 

En el Complejo Asistencial Universitario de Salamanca cuentan con tecnología de impresión 3D mediante colaboración con fundaciones o empresas del sector.

 

Esta herramienta se ha empleado en la especialidad de cirugía torácica en cuatro ocasiones para realizar implantes de prótesis torácicas en sustitución de costillas y esternón y en mas de 40 ocasiones para planificación de resecciones pulmonares complejas como las segmentectomías anatómicas, así como en la especialidad de traumatología para la planificación de las intervenciones.

 

Primeros proyectos, 2015 y 2018

Un grupo de cirujanos del hospital de Salamanca implantó a finales del año 2014 un esternón y parte de una caja torácica impresos en 3D a un paciente de 54 años gravemente afectado por un cáncer, por aquel era la primera intervención de estas características en todo el mundo. El equipo estuvo coordinado por José Luis Aranda, del Servicio de Cirugía Torácica del complejo asistencial salmantino, al que apoyó en la cirugía Marcelo Jiménez, jefe de sección de dicho servicio.

 

La pieza fue encargada a una empresa especializada de Australia, Anatomics por un importe de entre 3.000 y 4.000 euros fue diseñada y enviada al centro salmantino. El laboratorio responsable por la impresión fue Lab 22, en cuya web tienen más ejemplos de lo que son capaces de hacer, tanto trabajando con titanio como con otros metales, como el aluminio. 

 

Tres años después de la primera, en 2018, se diseñó una nueva caja torácica impresa en 3D a un paciente y diseñado otra que finalmente no se llegó a materializar. A diferencia del primer implante que realizaron, en esta ocasión se mejoraban algunas cuestiones técnicas y el diseño fue de forma conjunta con la fundación asturiana Prodintec. La última operación ha tenido lugar el pasado verano de 2019. 

 

Imagen: Cedida  3Dnatives

 

Según declaraba Marcelo Jiménez por aquel entonces, la impresión en 3D en este campo de la Medicina surge cuando hay que reconstruir, "a veces tiene que ser a medida de cada paciente, porque no todas las cajas torácicas son iguales, ni la extensión de tumores".

 

También Traumatología 

El Servicio de Traumatología dispone también de una impresora 3D. Con ella hacen son prototipos de implantes para luego crear las piezas y llevar a cabo las operaciones, es decir, una forma de diseñar la cirugía. En estos momentos ya han diseñado entre unas 15-20. 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: